ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Eppur si muove!!

    El caso es que el tipo se empeñaba, ante los atónitos y escudriñadores ojos como platos de los hombres doctos, que bajo sus torvas miradas lo miraban como un bicho raro, en mantener sus afirmaciones.

– ¿Puede vuestra merced repetir lo que acaba de decir?

El lunático arqueó las cejas.

– Claro excelencia, he dicho que tenemos unas acequias debajo de la piel por los que corre nuestra sangre.

Medio murmullo, medio carcajada explosiva. Todos lo miraban como el que observa a un animal de zoológico.

– ¿Acequias?

– Sí, acequias. Los pienso llamar venas.

– Si vuestra merced no se retracta de la majadería que acaba de decir, deberá pagar su blasfemia en la hoguera.

– Es justo. Puesto que vuestras mercedes pagarán su ignorancia en la hoguera de Belcebú.

Coro de ignorantes. Revuelo.

– El cuerpo es un templo divino y hablar tan frívolamente de la creación perfecta de Nuestro Señor es una grave blasfemia, don Miguel.

– ¿Para qué ha dotado nuestro señor a su templo divino de la azotea, para estar en eterna contradicción con su Creador? Nuestro Señor me exige que haga buen uso de mi inteligencia, señoría.

– ¿A decir que tenemos el cuerpo lleno de acequias lo llama vuesa merced buen uso de la inteligencia?

– ¿A quemar a un hombre en la hoguera por defender una idea, lo llama su excelencia, justicia divina?

– ¡Blasfemo! ¡Retráctese!

– No sólo no pienso retractarme, sino que además les advierto a todas sus señorías que la Tierra es redonda, que hay un continente la hostia de grande entre Cipango y Moguer, que se podrá trasplantar el corazón, que el hombre llegará a la luna y que se podrá charlar cómodamente desde la casa de uno con Gengis Khan, y que la carne picada, aplastada y recubierta de pan fofo se llamará hamburguesa y triunfará…

– ¡A la hoguera! ¡A la hoguera!

– No, no, a la plancha, a la plancha y con una salsa diabólica llamada ketchup..

—————————— RECREACIÓN FICITICIA DE LOS ÚLTIMOS DÍAS DEL DESCUBRIDOR DE LA ESTÚPIDA Y ABERRANTE IDEA – CONSIDERADA INACEPTABLE POR MUCHOS- DE QUE TENEMOS APARATO CIRCULATORIO

     Las ideas mueven a la Humanidad. Las malas también. Por eso todas son dignas de respeto, de análisis, de estudio. Las demostraciones de intolerancia ante ideas ajenas por muy burras que sean dejan nuestra argumentación a la altura de las ideas que criticamos. Hace poco, le dejé un comentario a mi amigo GCKH en este sentido.

Me alegro de que seas uno de los tocados con el dedo divino para saber discernir lo que es respetable de lo que no. Yo como no lo sé, prefiero asustarme ante el hecho de que la historia no va desde 1970 a 2009, y que las ideas son un invento de los hombres.
¿Quién no se ha sentido apasionado ante los curiosos hechos históricos tan enriquecedores para nosotros, enanos encima de gigantes, como los jíbaros reduce cabezas, los sacrificios humanos incas, la Inquisición, la segunda Guerra Mundial (50 millones de muertos)…
 Respeto no, profundísimo respeto.. no me acuesto pensando que estoy en posesión de la verdad y que lo que yo he mamado es ambrosía de la misma teta de Hera…y menos yo, un bulto sospechoso de un siglo XX para olvidar…”

   Considerar aberrante la postura de otro es algo personal, interior. Nadie habla de comprender, sino de respetar. Respetar es escuchar, punto. Cuando alguien habla, el respeto consiste en que esas palabras prefieran una oreja a un detonador. Las ideas no pesan. Ponerse a la altura de Dios es considerar qué cosa o qué cosa no es respetable, yo prefiero liberarme de esa responsabilidad, la verdad.

     “Mire esa sonrisa tan dulce. ¿Quieres hablar de fuerza física? ¿Quieres hablar de músculos? ¿Quieres hablar acerca del ideal olímpico? Eres un Dios. No eres malo, tú eres… bueno. Eres un chico agradable. Eres un chico bueno, y quiero que el mundo sepa de una vez para siempre, y sinvergüenza, que nosotros lo adoramos. Yo le enseñaré. Yo le mostraré cómo andar, cómo hablar, cómo moverse, cómo pensar. Juntos, usted y yo haremos la contribución más grande a la ciencia desde de la creación del fuego.”

El jovencito Frankenstein


PD.- Lo insultos son actos, no ideas.

Anuncios

Written by ariovisto

18 enero 2009 a 8:50 pm

Publicado en 1. Reflexiones

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola ariovistus,
    yo creo que tener opinión sobre qué es respetable y qué no, es vivir. Si no soy capaz de tener mis propias opiniones, ¿para qué vivo?

    Los insultos sí son ideas. Si te llamo burro estoy expresando la idea que tengo de ti. Lo que pasa es que al hacerlo te estoy faltando al respeto y por lo tanto lo estoy convirtiendo asimismo en una agresión, en un acto. Sí, hay ideas que al ser expresadas en público hieren. Insultos, amenazas, soflamas racistas, etc. Si al expresar una idea faltamos al respeto a alguien, quizá esa idea no merezca ser expresada, ¿no crees? No es fácil tener una opinión sobre qué es admisible y qué no, sobre qué merece ser expresado y qué no. Lo fácil es dejar que todas las opiniones se expresen. Hasta que el agredido es uno mismo, en cuyo momento la actitud cambia, o hasta que se agrede a algo/alguien que nos importa. Así que la pregunta es, ¿a ti qué te importa? Nuestros actos dan la respuesta y definen quiénes somos.
    Un abrazo

    dicybug

    18 enero 2009 at 9:13 pm

  2. Hola ariovisto,
    si al expresar una idea faltamos al debido respeto, eso es un “acto”. ¿Estamos de acuerdo?
    Entonces no tengo nada en contra de las ideas que no llevan asociado un acto. De las otras sí.
    Un abrazo

    dicybug

    18 enero 2009 at 9:31 pm

  3. Amigo Ariovisto:

    Puedes servirte todo el jerez que quieras, aunque yo te recomendaría también el oporto, que es delicioso. Y un puro, si gustas, aunque ya sabes (y si no lo sabes, te lo cuento ahora) que uno es fumador de pipa. Dicho esto, hablemos.

    En algunos caso es posible aprender de las malas ideas, sobre todo para no repetirlas. Sigo pensando que no todas las ideas son respetables, pero es que esto parece la discusión de nunca acabar. En el post de antes lo has expresado muy bien: entramos aveces en polémicas y no solemos salir de ellas diciendo ‘vale, me has convencido, tenías razón’, porque somos demasiado egoístas. Podemos y debemos respetar la cultura de otros pueblos, su lengua, su literatura… lo que quieras. Pero hay ideas realmente perversas que, en mi humilde opinión, no merecen ser respetadas. En especial porque de ellas se derivan generalmente malas acciones.

    Decía un señor al que admiro mucho que ‘la idea que no se convierte en palabra es una mala idea y la palabra que no se convierte en acción es una mala palabra’. Todo esto es discutible, y está muy bien que lo discutamos, pero seguramente cada uno de nosotros seguiremos pensando lo mismo.

    No obstante, el ejemplo que has escrito al principio del post es muy ilustrativo de algo: la reticencia y el rechazo que la gente suele presentar, en general, ante las ideas más avanzadas, las que chocan con lo establecido durante siglos.

    Pero con lo que te escribí, repito, no quiero arrogarme la infalibilidad en el juicio sobre cuáles ideas son respetables y cuáles no, qué ideas son justas o injustas, etc. Al contrario, soy un ignorante en casi todo y me horroriza juzgar a los demás, creerme mejor que ellos o pensar que sólo yo estoy en posesión de la verdad. Para nada.

    Bueno, ¿hace otra copita de jerez o prefieres un oporto?

    Un abrazo muy afectuoso

    GKCh

    18 enero 2009 at 11:51 pm

  4. Hola Ariovisto,
    ok. Estoy de acuerdo. Ser tolerante con las ideas de otros es una muy buena cualidad que puede ayudarnos además a ser más felices. Si fuese una cualidad generalizada el mundo sería mucho mejor.
    Un beso.
    PD. La lectura de los dos posts resulta muy amena.

    saporima

    18 enero 2009 at 11:52 pm

  5. Hola Ariovisto,
    Las niñas ya han visto el vídeo. Muchas gracias!!!! La mayor ha preguntado cuando íbamos por la mitad: “mami, están disecados, ¿no?”. Las dos han estado muy atentas. Al acabar le he preguntado a la mayor: “¿te ha gustado?” “Sí” ha respondido. Y la pequeña ha dicho: “ma” (traducción: “más” = “ponlo otra vez”). 🙂
    Un beso. ¡Gracias!

    saporima

    19 enero 2009 at 6:44 pm

  6. ¿Estás bien?

    saporima

    19 enero 2009 at 8:40 pm

  7. No sabía que eras diabético… ¿Desde hace mucho? Yo tuve diabetes gestacional… No sé si eso quiere decir que soy propensa a ser diabética en el futuro… Mi abuela lo fue desde la menopausia… ¿Tienes que pincharte a diario para comprobar los niveles? ¿e inyectarte insulina?
    Un beso.

    saporima

    19 enero 2009 at 10:18 pm

  8. Hola Ariovisto,
    ¿Qué te ha pasado hoy? ¡Espero que todo vaya bien!
    Yo me voy a dormir ya. Ayer la pequeña me dió una mala noche y estoy que me caigo de sueño…
    Espero que mañana nos cuentes algo… Lo que sea… En el fondo da igual… Elijas el tema que elijas, seguro que o bien nos harás pensar o bien nos regalarás un rato divertido o bien nos deleitarás con uno de tus preciosos relatos donde nos haces disfrutar con cada palabra que eliges… ¡O mezclarás todos esos ingredientes! Fuiste tú el que me dijiste que esto era adictivo… Quizá te referías al hecho de escribir, no sé, pero de lo que sí estoy segura es de que leeros sí lo es…
    Un beso.

    saporima

    19 enero 2009 at 11:05 pm

  9. Me encanta esa postdata: “Los insultos son actos, no ideas”…lo que me recuerda algo que siempre suelo decir y es que toda acción tiene su reacción, d elo que se deduce que el que insulta recibe un baño de reacciones adversas que si son en forma de ideas…en fin, dejan al proferidor del insulto a la altura de la suela del zapato que se come Charlot…

    tinkerbell310

    20 enero 2009 at 9:36 am

  10. Hola ariovisto,
    supongo que cuando piensas que está buenorra la foto cobra sentido.
    Está hecha para consumo de camioneros que ahora podrán cambiar el calendario raído que llevan en la cabina. El PP hija su “target” en el mundo del transporte.

    “Todos los muslos son respetables”. Estoy de acuerdo (es que me cansa discutir), pero solo cuando son objetos pasivos sobre los que opinar. Si el muslo se te mete en la sopa y dice “estoy bueno” a mí lo que me nace es decirle “no, no lo estás. Sal de mi sopa”. Decir que el muslo es feo por iniciativa propia no.

    Hubiese sido mejor regresar a la misma hora – dijo el zorro. – Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, ya desde las tres comenzaré a estar feliz. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. Al llegar las cuatro, me agitaré y me inquietaré; descubriré el precio de la felicidad ! Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón… Es bueno que haya ritos.
    Un abrazo

    dicybug

    20 enero 2009 at 11:53 am

  11. […] El PP fija su “target” […]

    dicybug

    20 enero 2009 at 12:15 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: