ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

¿Matar por comodidad?

     Ayer escuché de pasada —> la noticia de una mujer italiana a la que debaten – otros- entre su vida y su muerte. 17 años en estado vegetativo. 17 años son los que ahora mismo cumple mi hijo. Tiempo de sobra para vivir una vida, incluso para reconstruirla.

     Reconozco que el tema de la eutanasia me supera. Al igual que el tema del aborto lo tengo tan claro que diríase intuición cartesiana, el de la eutanasia, me deja frío, inquieto: sólo podría tenerlo claro si me pasara a mí, y entonces de nada me serviría tenerlo claro: estaría en manos de otros.. Matar por comodidad, eso es precisamente lo que – espero que más tarde que pronto- hará la Naturaleza con nosotros. Estamos en una sociedad – la del siglo XX y medio-  donde se arrumba lo feo, se tapa lo molesto, se crucifica lo distinto se ningunea lo que amenaza con fastidiar nuestro genial y olímpico espíritu del goce y disfrute: se arrambla al viejo en el asilo, se aísla al gordo, se fustiga al feo, se obvia al pobre y se mata lo molesto. Contemplo el aborto en escasos casos: peligro de muerte de la madre, violación y fetos nítidamnete inviables. El resto de supuestos son pamplinas: “Un crío es una jodienda”. Así nos va.    

     Por esto mismo la eutanasia me supera. Siempre me decanto por lo que dicta la Naturaleza y en el caso de los estados vegetativos la Naturaleza ya sentenció. Pero no es tan fácil. La medicina está en continua brega por atizarle a la muerte en los cataplines, sin embargo, hay ocasiones en que la medicina no hace nada, la muerte presenta unos cataplines de acero inoxidable y por mucho que le des, ésta no se inmuta. Y pasan 17 años, al ritmo de un bip-bip al que llaman vida clínica. Enigmático, complejo. Sobre todo si nos preguntamos qué es vivir.    

   ¿Qué es vivir? ¿Quién decide lo que es vivir? ¿Vivir es lo que ocurre en los Emiratos Árabes con rentas per cápita insultantes? ¿Vivir es el niño de Etiopía con buitre al fondo incluido? ¿Vivir es ponerse ciego de drogas y estar hasta las tres de la tarde del domingo meneando la cabeza como un autómata? ¿Vivir es hacerse cartujo? ¿Vivir es pasarse la vida quedándose ciego leyendo libros y libros y libros? ¿Vivir es latir? ¿Conseguir que lleguen moléculas de oxígeno a las células es vivir? ¿Vivir es arrastrar una enfermedad degenerativa cruel y desquiciante que te mina tu cuerpo y te respeta la mente para que puedas ver segundo a segundo tu denigrante declive? ¿Vivir es que una máquina diga que vives? ¿Quién decide esto?

¿Cuando una persona nace ciega enseguida nos mueve a la pena, a la misericordia, a la lástima. Pensamos, “pobrecito, no ve…” Ignoramos que ese verbo no existe para esa persona. No entendemos que “no ver” es un absurdo para un ciego y que no lo echa de menos. El mundo del ciego no es menos mundo que el tuyo. Es un mundo que puede llegar a ser más maravilloso que el tuyo, más perfecto e igual de anhelante de la felicidad que el tuyo. Nuestro cerebro es listo, él sabrá. ¿Y qué decir de las personas que nacen con el sexo “equivocado”, mujeres con cuerpos de hombres, y hombres con cuerpos de mujeres? —> Cerebrum ex machina. Ante la incredulidad y el rechazo hipócrita del que no entiende nada porque todo lo mide con su rasero de “lo que tiene que ser”: yo te digo lo que es vivir.

   ¿Qué mundo habrá creado el cerebro de Eluana en 17 años? ¿Habrá soñado amigos, amores, fracasos, traiciones, ilusiones, desilusiones? Muchas veces reconocemos que no sabemos una mierda de lo que nuestro porcentaje en barbecho del cerebro es capaz de hacer. El mismo hombre que creó la rueda, la máquina de vapor y el microchip utilizando tan sólo una parte de su capacidad neuronal, ¿qué podrá hacer? ¿Y si esta chica ya tiene su mundo? Su micromundo, al margen del tosco sensible que, encima, todavía está por ver que sea el real, donde las cosas adquieren otras dimensiones, formas, tactos, realidades, sensaciones. ¿Esto se sabe? Llegamos los del mundo yuppy como elefantes en una cacharrería, decidimos que “está sufriendo” y la pasaportamos sin ni siquiera pensar en la opción de que la vida se abre camino… como sea.

      Yo he tenido sueños maravillosos. Ni siquiera la novela mejor creada por el novelista mejor inspirado puede llegar a la tonalidad idílica de mis sueños… de la mayoría no me acuerdo, pero estoy seguro de que pasan cosas geniales.

     Si dejamos hacer a la Naturaleza, Eluana murió el día de su accidente. Pero, precisamente pensando esto ha sido cuando se me ha ocurrido escribir de ello… ¿Qué es la Naturaleza? ¿La sometida a nuestros pobres, patéticos y sucios cinco sentidos? ¿De verdad? ¿De verdad pensamos que la realidad estaba creada para esperar a esta mierdecilla de raza con un cráneo hiperbólico?

Dubito che sia vero che… 

    Que el Hombre haya nacido con dos ojos, dos orejas, una nariz, una boca, y yemas sensibles en los dedos, no deja de ser una puñetera- por no decir puta- casualidad.

   ¿Qué mundo hubiera creado el bastardo hijo de Eva sin ojos, orejas, nariz, lengua, y piel? Seguro que algo hubiera hecho… y no bueno.

………………

Es un tema que no tengo claro… lo expuesto son como las chorreras del jamón, resudo ideas y pensamientos. Me centro en Eluana, dando por hecho que hay muchos tipos de enfermedades terminales.

…………….

Gustave Holst- The Planets – Jupiter, The Bringer of Jollity 

Anuncios

Written by ariovisto

4 febrero 2009 a 9:13 am

Publicado en 1. Reflexiones

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola ariovisto,
    une mis dudas a las tuyas. Quizá en un caso como éste, tras muchos años en coma la familia deba ser la que decida. Por otro lado para la familia tiene que ser muy incómodo tener a un familiar en ese estado, que está pero no está, y seguramente quieran acabar con esa situación por su propia liberación.
    No sé.
    Un abrazo

    dicybug

    4 febrero 2009 at 3:11 pm

  2. Yo también creo que sobran y faltan algunos (entre los que faltan, echo de menos a mi adorado Clapton y también, por ejemplo, a Mark Knopfler), pero bueno…así son las listas.

    Me encanta la nueva imagen de tu Blog! Con la pantonera!

    tinkerbell310

    4 febrero 2009 at 3:38 pm

  3. Una pantonera es el gurú del color…e sdecir, es una especie de librito formado por tiras con toda la gama de colores. La usan los diseñadores gráficos, los pintores (de brocha gorda), para las telas…etc.

    Una pantonera (o pantonario) es una conjunción de láminas con colores impresos en ella. Bajo la marca Pantone (que es la mejor marca y la que “tiene el poder” en toda Europa) se comercializan estas pantoneras.

    Son carísimas y el top que tenías puesto antes en tu blog 8ahora aparece otro) eran tiras de una pantonera…

    tinkerbell310

    4 febrero 2009 at 4:30 pm

  4. Hola, Ariovisto:
    La eutanasia es un tema peliagudo donde los haya, estamos de acuerdo. Como dices, tal vez no lo tuviéramos claro hasta sufrir una circunstancia como la de Eluana y entonces ¿qué podríamos hacer? Desde la perspectiva cristiana, siempre hay razones para vivir, incluso en los casos más extremos. Sé que debe ser una situación muy difícil para la familia, pero tampoco me parece justo que ellos o el Estado tengan la última palabra sobre la vida o la muerte de un ser humano. En casos de agonía y enfermedades muy dolorosas, la Iglesia admite los cuidados paliativos, para aliviar el dolor, pero no admite la eutanasia, porque se parte de la idea de que sólo Dios puede dar o quitar la vida. Desde la perspectiva humana, sin más, es un problema realmente complicado, porque entran en conflicto muchos derechos: de un lado, el de la persona que sufre, que tiene derecho a vivir; de otro lado, el de la familia, que tiene derecho a no ver sufrir a su ser querido. En fin, yo tampoco tengo una respuesta satisfactoria, porque este es un asunto tan complejo de discernir que nadie nos podrá dar una solución convincente.

    De cualquier manera, tus reflexiones son muy interesantes, en particular las que se refieren a eso tan enigmático y maravilloso que es el vivir.

    Bueno, ‘Evaristo’, veo que has cambiado el diseño del blog. Está genial. Me gusta porque es claro, como el otro, pero tiene más vidilla (hablando de vivir…). Está muy bien, amigo.

    Un fuerte abrazo, don Visto.

    GKCh

    4 febrero 2009 at 9:02 pm

  5. Hola Ariovisto,

    “sólo podría tenerlo claro si me pasara a mí, y entonces de nada me serviría tenerlo claro: estaría en manos de otros…” No sé muy bien si te refieres a que ahora tienes claro lo que querrías entonces, o a que llegado ese momento lo tendrías claro. Es decir, no sé si te refieres a que tienes claro que no querrías verte en ese estado ni hacer sufrir a tu familia viéndote así o si te refieres a que solo uno mismo y solo una vez puesto en esa situación es capaz de saber qué desea.

    La posibilidad de la existencia de un micromundo feliz en ese estado supongo que es tan remota como la de que se esté sufriendo… Pero es una esperanza a la que puede aferrarse la desgarrada familia. Una esperanza similar a la de que vuelva a despertar pasados 17 años. La probabilidad de ambas cosas es muy remota, pero distinta de cero…

    Tiene que ser terrible ver a tu hija aparentemente inerte crecer en una cama de hospital. Es muy fácil no ser capaz de soportar tanto dolor.

    Dos besos.

    saporima

    4 febrero 2009 at 11:00 pm

  6. Me encanta Knopfler! Más que Clapton incluso! Y esa canción es genial…como todas, claro!

    tinkerbell310

    5 febrero 2009 at 10:12 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: