ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Morbus, vademecum!

    El otro día, un amigo médico me decía que el sistema de salud iba a pegar un crack parecido al bancario, y que iría a parar a la fosa donde reposan los cracks de los valores, el sentido común, el respeto y el agradecimiento. El sistema de salud, nuestros médicos y hospitales, formaría pronto, junto a la educación a la boloñesa, la economía y el hipotecazo, un estrato más en esa lasaña cultural y social a la que nos está llevando esta fase histórica de apnea intelectual. Todo se debe a la medicina preventiva. Estamos en la era de la medicina preventiva. Se mira no sólo si estás enfermo, sino si lo estarás, lo puedes estar, lo estuvieres o estuvieses o estuiveresedes… Alguno dirá, ¡coño, a mi que me previnieran! Los niveles de vida, las medias de edad, las tasas de mortalidad, el envejecimiento afortunado y normal de la sociedad, hace que muchas personas estén enfermas, achacosas o con alguna dolencia. Si a este ejército de enfermandos, sumamos los enfermaturi (Ave dóctor, enfermaturi te salutant, lo pongo para que entendáis el participio de futuro), los gordos por gordos, los flacos por flacos, los opes por miopes, cariados, deportistas, metrosexuales, lipoadict@s, transaminasos, glucohappies, filocolesterinos, acidouricenses, hipermegatensos, estreseños, megatrixglicéridos, guaperas, teticalgias, penetrofias, endoculómanos, napihumildes, botoxianos, cejijuntos, ictidentinos, lentilleros…  Este sindiós de prevenciones puede con el sistema sanitario más fuerte., ¡qué no será con el nuestro! A raíz de una pequeña variable indicativa de mis análisis,le pregunté a mi querido amigo si eso era para preocuparse. Me dijo que no, que eso se hacía por si acaso en un futuro ese órgano pudiera o pudiese… En ese momento pensé que el futuro empezaba a ser ya algo relativo para mí, y no sabía muy bien a qué futuro se refería, si a los doscientos años o las trescientos diez, a los que no tengo muy claro si quisiera llegar. Entonces salió el  tema. A nadie se le oculta, o se le pasa que cuando uno va al Hospital se ahorra un pico en hacer un viaje al África más profunda. Se puede hacer una idea de cómo pueden estar los dispensarios de Uganda, Konakri, Rwanda. Sólo falta que nuestros médicos sean negros, y nuestras enfermeras monjitas holandesas, de esas que tienen unas cofias que amenazan con llevárselas volando por la ventana de la consulta. Hacen falta más médicos, pero sobre todo hacen falta menos enfermos. La medicina preventiva, esa suerte de brujería propia de chamanes, debería estar “en otro sitio” y no mezclar al enfermo con el que pudiera estarlo. “Buenas, vengo a por si acaso..” Ya es de dominio popular la frase de si vas al médico, algo te saca. Pues eso. Mi amigo concluyó diciendo: hace diez años, si hubieras venido a esto mismo, ese marcador ni te hubiera salido… Yo siempre he pensado que la enfermedad es como el pelo, la llevas en la cabeza, desde siempre. Todo el mundo está enfermo. Incluso el que dice que está sano, tiene la enfermedad de decir que lo está. Me hizo gracia el ministro de Sanidad, creo que se llama Torrat Segovia, diciendo aquello de que no entendía que a nuestros estudiantes se les pidiera un 8’70 para entrar en medicina, y que aquí se estuvieran convalidando títulos como los del doctor Nick Riviera de los Simpsons. Vaya usted a saber si en algunos países distinguen veterinaria de enfermería.Hacen falta médicos y las previsiones dicen que harán falta muchísimos más. Pero, ¿no teníamos un problema con el paro? Hacemos a nuestros chicos y chicas tan buenos y les exigimos tanto, que se van a curar a los jodidos ingleses, que pagan mejor. ¡Porca miseria! ¿De verdad para ser un buen médico todo depende de la notita del examen de selectividad? No creo.

     Los primeros que se deberían aplicar lo de la medicina preventiva son los propios responsables del sistema sanitario. Prevengan, prevengan, que sus indicadores también echan humo. Sólo faltaría que, con tanto avance, tanto culto a la salud, y tanto vicio por vivir, a algún médico-científico, en lugar de jugar a seleccionar embriones como Brad Pitt y Angelina Jolie – aunque bien pensado a Hitler le hubiera ahorrado una pasta en gas cyclon -, le diera por hacernos inmortales… ¿se imaginan hasta donde llegarían las colas de la SS? 

Anuncios

Written by ariovisto

7 marzo 2009 a 9:32 am

Publicado en 1. Reflexiones

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. ¡¡Profeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, sin pretenderlo hemos escrito sobre el mismo tema!! Empiezo a creer que las casualidades existen…

    No comment… Ya has leído en mi blog lo que pienso del sistema sanitario.

    MIL BESOS.

    Puri

    7 marzo 2009 at 1:18 pm

  2. Hola noriovisto,
    ¿Leíste lo de la Junta de Andalucía poniendo en lista de espera a una anciana de 104 años ? Ahí ya no hay medidas preventivas que valgan, ni al parecer curativas. “Vuelva Ud dentro de 3 meses”. Y se les escapa una sonrisita burlona al pensar “si vive todavía”.

    Hacen falta más médicos y más profesores y más policías y más gasolina para los coches de los policías y las balas de sus pistolas. Sobre esto hay varias teorías:
    1) Hay dinero para todo y para todos porque el dinero sale de debajo de las piedras. Es la teoría del PSOE, que choca una y otra vez con la realidad, aunque se hacen los tontos. A corto plazo se produce endeudamiento y a largo plazo la quiebra.
    2) El dinero que se usa para una cosa no se puede usar para otra. Es la teoría de los de derechas, a los que les gustaría gastar en todo tipo de gastos sociales, pero son conscientes de que las posibilidades están limitadas. Deben pedir perdón eternamente por pensar así.
    3) ¡Que me quiten lo bailao! Es la filosofía que siguen los nazionalistas, PSOE incluido, y consiste en el despilfarro absurdo y continuo, o en llevarse el dinero público al bolsillo de forma menos absurda pero igual de continua. Igual te compras cuatro audis, que reformas la casa, que montas una embajada catalana en Nueva York o te vas de putas con el dinero del ayuntamiento. Carpe diem.

    Un abrazo

    dicybug

    7 marzo 2009 at 1:30 pm

  3. Por cierto, ¿todos los cambios que haces en la estética del blog son con la versión básica o has pagado algo para poder retocarla?

    dicybug

    7 marzo 2009 at 1:32 pm

  4. Hola pintovisto,
    viendo la afición que le tienes a toquetear el formato igual te daba por pagar, ¡yo que sé!

    Mi página es muy bonita. Pobre Romina.

    No, no me llegó nada por e-mail. No sé si te has dado cuenta, pero el semisótano no tiene buzón.
    Un abrazo

    dicybug

    7 marzo 2009 at 2:15 pm

  5. Me gusta el nuevo look de tu blog. Muy luminoso y primaveral, sí señor! Me recuerda a las naranjas!

    altisidora

    7 marzo 2009 at 2:21 pm

  6. Hola Ariovisto,
    Durante este último año y pico hemos estado en varios dermatólogos porque nuestra hija mayor tenía unas manchas en un brazo. Al final el penúltimo dermatólogo, tras varios meses de tratamiento sin que remitiesen los síntomas, nos recomendó que visitáramos a una compañera suya para confirmar su nuevo diagnóstico y evitar una biopsia. Nos dijo que era de las mejores dermatólogas pediátricas de la ciudad. Esta última doctora lo tuvo claro desde el principio: es un liquen estriado, no hay que preocuparse, tal y como vino, dentro de un tiempo se irá, y añadió: “hace unos años los padres no habrían dado importancia a esas manchas y no habrían ido al médico, tenían muchas otras preocupaciones. Imagino que vuestra hija es hija única, ¿verdad?”…
    Dos besos.

    saporima

    7 marzo 2009 at 11:01 pm

  7. Hola, doctor Visto:

    Es muy posible que tu amigo tenga razón y el sistema sanitario se hunda como la casa ruinosa del cuento de Poe, habitada por seres morbosos e hiperestésicos. La Sanidad en España hace tiempo que parece más bien la Malidad. Lo peor es que hay cantidad de gente que va a los centros de salud a la mínima fruslería que les acontece. Además, hay déficit de médicos. No sé de dónde viene esa afición por ir a la consulta o al sanatorio, con el miedo que me dan a mí los hospitales. Debe ser porque somos seres ultramorbosos, como sugiere el título de tu post, muy entretenido, dicho sea de paso.

    ‘Por ti se visten de azul los hospitales’, dijo el poeta. ‘La medicina es el arte de acompañar al sepulcro con palabras griegas’, dijo el humorista. Siguiendo con el humor sobre médicos y medicina, te dejo con este diálogo de Groucho (de Un día en las carreras), que es más o menos así (cito de memoria):

    “GERENTE: Para ser médico de este sanatorio hacen falta unas facultades especiales…
    GROUCHO: No hace falta buscar más. Soy el médico que ha recorrido más facultades en su vida.
    GERENTE: ¿Cuál es su experiencia médica?
    GROUCHO: Mi experiencia en medicina no tiene ningún interés. Excepto cuando ocurrió la epidemia de gripe.
    GERENTE: ¿Y qué pasó entonces?
    GROUCHO: Que cogí la gripe…”

    Un fuerte abrazo, doc.

    GKCh

    8 marzo 2009 at 12:41 am

  8. Uhm… Resulta que es más barato prevenir que curar. Por ejemplo, si como resultado de un tratamiento médico a mi se me jode el hígado (cosa que no tiene que pasar, pero puede), pagarme el transplante, el ingreso, los tratamientos posteriores, etc… será más caro que hacerme un seguimiento cada 6 meses para ver como estoy y rectificar la medicación para prevenir. A no ser que dejen que me muera, que sería la otra opcción, mucho más barata.

    También es mejor pagar a una mujer una revisión anual para prevenir el cáncer de mama que un par de años de quimioterapia, masectomías, etc… Aunque también es más fácil dejarla que se muera.

    Es más barato hacerte análisis de colesterol anuales que pagarte una intervención en caso de que te de un infarto por tener el colesterol alto.

    Aunque a lo mejor no era a este tipo de medicina preventiva al que te referías…

    variablex

    10 marzo 2009 at 5:27 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: