ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Deshollinadores de guante blanco.

Las sangrías políticas duelen más cuando ves a la gente acojonada por el asesor obámico éste que dijo la simpleza de aterradora situación la de España. La situación de España siempre ha sido aterradora. Desde que Quevedo se reía de los galeones españoles que saludaban desde el golfo de Cádiz, cargados de oro del Pirú, caminito de los bancos genoveses, hasta los regeneracionistas de 1898 que hacían sus cábalas para resucitar al particular Lázaro celtibérico, después de habernos atrevido a hundir el Maine con una carraca, pasando por los que todavía buscan el oro de Moscú, o el de Hitler. Mi amigo Dicybug habla en su última entrada de las corruptelas – corruptrajes– que salpican como lindas amapolas – cargadas de opio – la patética y catatónica situación de este pueblo. Vemos con cierta rabia e indginación que, en los países subdesarrollados por los europeos y americanos del norte, en esos poblados de yanomamis que pasan por naciones en la ONU, mientras le gente del pueblo se muere de hambre, sus dirigentes, crotoran opulencia y barritan caradura, con sus buches hinchados. Lo que ocurre es que, a fuerza de creernos europeos, estamos empezando a creernos que lo somos, pero quien se lo tiene que creer, lo de que somos europeos modernos y blanquitos pro-sajones, es nuestra casta política, que tiene ciertos dejes angoleños, costamarfileños, sierraleoninos.  Si toda la gente que es corrupta, manipuladora, explotadora, mentirosa, cuatrera en este país tuviera que devolver el dinero a tocateja cantando y sonando, la crisis era cuestión de dos yogures. Lo cual me lleva a pensar que, lo mismo, si todos los mangantes universales – entre los que podemos incluir a los que, seguro, existen en otras galaxias- se les obligara a devolver hasta el último céntimo que se han llevado de una manera inhumana, caciquil y nobilesca, hasta sobraba dinero para la Ley de Dependencia, estandarte de nuestro pocohistoria Zapatero. Seguimos empeñados en querer ser lo mismo que éramos con Carlitos Quinto: la Gran Potencia Española. Pero la verdad, la triste verdad, es que somos una Gran Potencia en cuanto a espíritu y voluntad, como siempre, desde que les tocamos las grebas a los romanos, pero pare usted de contar. La crisis, ésta, la que sea, es un buen termómetro para ver hasta qué punto somos la octava potencia del mundo en economía o somos la octava potencia en el manejo de las calculadoras bancarias y en convertir el ladrillo en turrón de Xixona. El poco dinero que tenemos, no lo tenemos nosotros, la gente curranta que les hacemos la ola cada cuatro años – incluso discutimos en su nombre en las barras de los bares- se acomoda con su sueldo y poco interés más. Nos conformamos con ver en las enciclopedias los billetes de doscientos y de quinientos euros, pensados para que abulten poco en las chaquetas de los que realmente cuecen el bacalao: los de siempre. Cojan ustedes a cualquier alcalde de cualquier partido,de cualquier ciudad o pueblo, que ya no ejerza, miren su declaración de renta y patrimonio antes de que le tocara la Primitiva de las urnas, y miren su nivel de vida actual. Magia… prestidigitación, imaginería de guante blanco. A Bermejo, por ejemplo, el juez rojo que pasó a ser el juez ruborizado (rubor, ruboris: (lat) rojo) le quedan cinco mil clujos del ala mensuales. ¿Por qué? ¿Dónde está nuestro dinero? ¿Cómo convencer a esta sarta de longanizas políticas que ese dinero no les es dado por añadidura? ¿Y las autonomías? ¿Y los  millones de cargos públicos? España es un país medio bajo, más cerca de Marruecos que de Francia – a mi también me jode – y no se puede permitir esta alegría estúpida que no pasa de ser fuego de artificio. No tranquiliza mucho, la verdad, ver a EE.UU y a Alemania intentando como azogue adelantarse a la crisis con medidas y con determinación y aquí andamos beatificando jueces  e intentando demoler a la oposición para que así nadie note la crisis y eche en falta el dinero que se llevan las alcurnias.

Tal vez un gran pacto de estado entre los dos partidos – en el que se reconozcan nuestras limitaciones, metamos la guerra civil en el siglo pasado de una vez, tomemos conciencia de que ni el conservador se come a los niños a la barbacoa, ni el trasnochado proletario cabreao se los come crudos-, entre los dos partidos que pueden seguir mangando legalmente, pudiera servir para algo. Ya dije en mi anterior publicación -la de la romana de las tetas pitagóricas- que vale que roben, pero que trabajen para que los demás miremos para otro sitio: a las vacaciones de verano, al Corte Inglés, a los viajecitos, a la nuit apartamentera y playera… porque si no, Zo Petardo, los españoles empezarán a sentirse africanos… y entonces ya se sabe, nos sale la vis fenicio-tartésica y ¡a lo burro!

Anuncios

Written by ariovisto

20 marzo 2009 a 2:09 pm

Publicado en 2. Política

12 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy bueno, Ariobispo:

    No sé qué me sorprende más, si tu prosa originalísima, juguetona y fogosa (cómose notan las Fallas, la valenciana fiesta del fuego purificador) o la verdad, el trasfondo de lo que dices, cargado de razón y buen sentido. Tal vez las dos cosas me sorprendan. Me quedo con la denuncia burlesca y socarrona de la mangonería nacional, con la aguda crítica del arte del trinconeo (Lazarillo, Guzmán, Pasamonte, Pablos, Estebanillo y todos los pícaros de antaño -tan buena gente en el fondo- han sido sustituidos ahora por estos politicastros de baratillo, alcaldones, jueces, juezas, juezos y alguaciles alguaciladores), para renovada desgracia de nuestra siempre bien zurrada nación. En cuanto a lo de sentirnos africanos, ya decían los cien mil hijos de su padre (por no escribirte una ordinariez) que ‘África empieza en los Pirineos’ y Pedro Ruiz, periodista y humorista a mi entender divino si encubriera más lo humano, declaró aquello de ‘pagamos impuestos europeos y recibimos servicios africanos’…

    Un gran aplauso, don Visto. Cuídese mucho, aunque le veo inigualable en el ingenio e insuperable en la argumentación.

    Abrazos, irreductible celtíbero.

    GKCh

    20 marzo 2009 at 10:32 pm

  2. Hola ariovisto,
    veo que soy musa de tu inspiración…

    Si se ponen de acuerdo, malo porque los acuerdos entre chorizos no pueden ser buenos para la gente de la calle. Si no se ponen de acuerdo, malo porque se pasan el día buscándose las cosquillas en lugar de trabajar para que la vida de la gente mejore, o como mínimo que no empeore.

    Yo prefiero que se lleven mal. Las uniones de clanes mafiosos solo pueden ser buenas para ellos y malas para los demás.
    Un abrazo

    dicybug

    20 marzo 2009 at 11:28 pm

  3. Hola Ariovisto,
    Tienes razón. Ojalá los políticos desearan hacer bien su trabajo. Probablemente las cosas no estarían tan mal como están ahora.
    Dos besos.
    PD. Es preciosa la sonrisa que aparece en el minuto 2:57 del nuevo vídeo de Pet Shop Boys que nos has puesto!!

    saporima

    21 marzo 2009 at 12:03 am

  4. Aclarado queda el asunto del fuego, amigo. Como ya comprenderás, ignoraba esa distinción entre fallero y foguerer. De todas maneras, no te llamaba a ti fallero (no te imagino vestido a guisa de… jejeje), sino a tus palabras, a tu prosa chispeante y esa comparación estaba motivada por las fiestas actuales. Nunca te acostarás sin… haberte quitado la dentadura postiza.

    Abrazos

    GKCh

    21 marzo 2009 at 10:36 am

  5. Hoy tenemos una boda a las 18:00…
    🙂

    saporima

    21 marzo 2009 at 2:33 pm

  6. ¡¡Profeeeeeeeeeeeee, GRACIAS por tu precioso comentario en mi blog…!!

    Respecto a tu texto de hoy, no confío en ese gran acuerdo rosa-gaviota que tan acertadamente sugieres. Dos gallos no pueden llevarse bien jamás, como nunca se hubiesen llevado bien Ana Ozores y Paula -en La Regenta-, o Larra y Galdós si se hubiesen conocido. Aunque es cierto que los polos opuestos se atraen, en el caso de nuestros políticos… Ejem… Ejem… Hace tiempo que no creo en milagros o cuentos de hadas.

    MIL BESOS, MY DEAR PROFE.

    Puri

    21 marzo 2009 at 9:49 pm

  7. Sí… A mí también me encanta como huelen los naranjos en flor… Aunque pasee despistada el maravilloso olor del azahar captura toda mi atención… Que empieces bien la semana!
    Dos besos.

    saporima

    22 marzo 2009 at 11:11 pm

  8. Sería maravilloso un mundo en el que gobernase el sentido común y la gente se diese cuenta de que hoy en día la izquierda y la derecha ya no tienen sentido, y que lo que importa es gobernar bien.

    Sin embargo, me temo que si el PP y el PSOE hiciesen un pacto, sólo sería para poder robar a más y mejor, con más tranquilidad e impunidad, seguros de que nadie va a venir a denunciarlos.

    Personalmente, prefiero que se lleven mál, así al menos se vigilan entre ellos. Además, como suele decirse, “a reunión de pastores, oveja muerta”.

    Por cierto, no quiero ser criticón, ni dármelas de corrector gramatical ni nada de eso, pero… Tus amigos, los puntos y a parte me han dicho que te envíe saludos, que te echan de menos.

    variablex

    24 marzo 2009 at 5:13 pm

  9. Aloha ‘limonero’. He estado una semana fuera de juego y hasta hoy no he escrito en el blog y he visto los comentarios y demás…y ahí andamos, recolocando los recuerdos…para que los buenos queden encima y los malos ocultos en la medida de lo posible. Qué tonta me pongo cuando llueve…la naranja se agria…

    Un besazo

    altisidora

    24 marzo 2009 at 8:54 pm

  10. Yo también escribo a veces en word, pero me mete códigos raros, así que lo que hago es pasarlo a una hoja en formato txt, y desde allí copio aquí. Cuesta un poco más de trabajo, pero queda mejor…

    Mi problema no es tanto que me falte la respiración como que tengo una leve dislexia. Cuando un texto no está correctamente puntuado, o tiene frases y párrafos muy largos, me cuesta horrores leerlo.

    Que tontería ¿no? Si las palabras son las mismas, y lo único que falta es la separación física entre párrafos (porque los puntos también están puestos) no debería haber diferencia. Son las cosas curiosas que hace el cerebro.

    variablex

    25 marzo 2009 at 11:48 am

  11. Muchas gracias, Alicanvisto:

    Es usted muy amable. En efecto, gracias al blog he podido conocerte y conocer a otros blogueros. Lo único que deseaba expresar es la posibilidad de que estos aparatejos se conviertan en una adicción insana, pero claro que habrá que escribir y bloguear para relacionarse, para expresar nuestras cuitas y alegrías, para divertirnos, para desahogarnos y mil cosas más.

    Voy a hacer de Ariovisto por una vez, auqnue el original sea inimitable:

    ¿Piensa vuesa merced pasarse mucho tiempo deshollinando (que no desollando) chimeneas? Salga de su estupenda trastienda y cuéntese alguna desas estorias que tanto nos gustan a los parroquianos del Ariovisto’s Blog.

    “Cum maximum affectum, fortem abraccium, dilecte Arioviste”

    Firmado:

    Teófilo Folengo

    PS: Una recomendación, si me permite, don Visto. Hace poco me ha visitado un bloguero (Rictus Morte) cuya página seguro que te gustará visitar. En una de sus últimas entradas hablaba de Tolkien. Ahí va la dirección, por si ttienes un ratico para verla:

    http://rictusmorte.blogspot.com/

    Ciao, amico.

    GKCh

    25 marzo 2009 at 4:36 pm

  12. Queridísimo amigo:

    Gracias por visitar el blog de Rictus Morte. Ha sido todo un detalle por tu parte, amigo montaraz, Trancos con botas. Por supuesto, al amigo rictus le he recomendado que venga a ver tu blog y le he encarecido tu escritura, alabándola mucho, porque lo vale y lo mereces. Espero que se pase a leerte un ratito.

    Te agradezco de nuevo la visita y hasta pronto, profe. Cuídate mucho, besos a tu esposa y un abrazo muy fuerte para ti, amigo Ariovisto.

    Con todo afecto,
    Don Grasso Errore

    GKCh

    25 marzo 2009 at 10:38 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: