ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Mi vecino es un doberman

Hasta Patxi López tiene un vecino que es un doberman. Puedo oír la respiración de la bestia a través de las delgadas paredes. Oigo sus gruñidos y oigo cómo mastica los huesos y los parte en miles de pedazos. El arrastrar de sus cadenas, sus afiladas uñas erizadas raspando el parquet. Hasta puedo sentir su carnívoro aliento. A veces incluso creo que me espía con sus orejas puntiagudas y desafiantes, que me huele, me olfatea, sigue mi rastro y el de los míos cuando sale al ascensor. Babea de rabia. Las noches de luna blanca y llena lo oigo aullar convocando a los suyos al festín valpúrgico. Debo hacer algo. Debo hacer algo más que odiarlo hasta la eternidad. Tengo un vecino que es un doberman. Debo hacer algo. Vivo en un país donde las jaurías recorren las calles noctámbulas en manadas licantrópicas. No vivo en una democracia, vivo en un estado de terror continuo. En cualquier esquina: la mujer de la tienda de comestibles, la cajera del Mercadona, el chico del estanco, el de la ONCE, Manu el del bar… ¡son dobermans..! Malditos… Debo hacer algo. ¡Mi propia novia es un doberman! Se ven por todas partes, escondidos bajo sus falsas apariencias de amigos del hombre. Mandíbulas batientes, chasquidos de odio, puñales de nácar, muertes de marfil… Y los cachorros de mi pérfido vecino… meándolo todo escaleras abajo. ¡Hay que detener esa maldita estirpe de dobermans! Vivo en la residencia del mal. ¡Qué asco me dan! Deberían expulsar a todos esos dobermans de mente desquiciada de mi país… Mi compañero de trabajo ha debido ser mordido por uno últimamente… su mordedura trasmite esa rabia crítica y escéptica propia del cánido. Hoy no fui a almorzar con él. ¡Bastante tuve ayer con verlo masticar su bocadillo de jamón! ¡Fue horrible!¿Qué se podría hacer para que estos rabiosos acolmillados dejen de amenazar mi bermeja mediocridad mientras voy camino de la cola del INEM? ¡Míralos! Me observan. Me miran hambrientos. No me sale el saludo, no cruzo con ellos palabras, ni les pregunto la hora.. ¡perros! ¿Cómo se consiente esta plaga? ¿Cómo pueden tener unos perros sarnosos los mismos derechos que yo?

Ya oigo el retumbar de sus pasos, ya veo como todo se cimbrea y tiembla, oigo su maternal rugido… Debería hacer algo en el mundo donde tantos inútiles perros cabreados se equivocan y hacer de él un lugar tranquilo y apacible donde prepondere el que siempre debería hacerlo, ¡el Tiranosaurio Rex!

¡Qué bien se siente uno bajo sus patazas enormes, sus veinte metros de altura, sus cejas piramidales y sus mandíbulas capaces de masticar autobuses! Para mi salvaguarda, los dobermans no pasan de ser pescadito frito para mi socialista Tiranosaurius Rex.

Anuncios

Written by ariovisto

22 mayo 2009 a 8:37 am

Publicado en 2. Política

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola ariovisto,
    lo cierto es que varios de mis vecinos son dóbermans… Ya lo vimos en el 2004, cuando salieron a la calle a morder y ladrar.
    Son perros, no cabe duda.

    Como Zapatero siga avivando el enfrentamiento acabaremos en una nueva guerra civil, porque perros haberlos haylos. Es un … aprendiz de brujo que se cree que siempre puede controlar con su “pequeña manguera” los incendios que crea. No merecemos este presidente, por imbéciles que seamos.
    Un abrazo

    dicybug

    22 mayo 2009 at 10:21 am

  2. ¡¡PROFEEEEEEEEEEE, completamente de acuerdo con Dicybug!!

    MIL BESOS, MY DEAR PROFE.

    Puri

    22 mayo 2009 at 1:12 pm

  3. Hola, Ariovisto.

    Aparte de que me encanta la etiqueta ‘Manu el del bar’, me he divertido mucho con este relato. Y es que hay vecino con dóberman, vecinos vampiro, vecinos cotilla, vecinos cotillón, vecinos taxidermistas y hasta asesinos psicópatas. Con el tema habría para todo un tratado de ‘vecinología’. Ahora vuelve el dóberman con las elecciones. El mejor amigo del político socialista, el dóberman…

    Un fuerte abrazo, don Vis

    GKCh

    22 mayo 2009 at 5:43 pm

  4. Hola Ariovisto,
    Me temo que un loco se ha colado en tu blog… Parece peligroso… Ándate con ojo!
    Dos besos!
    PD1. Licantropía: “En la creencia popular, transformación de un hombre en lobo”… Vaya!!
    PD2. ¿¿Valpúrgico??

    saporima

    22 mayo 2009 at 11:09 pm

  5. Gracias!! No lo encontraba!
    ¡Mañana no hay que madrugar!
    Dos besos!

    saporima

    22 mayo 2009 at 11:24 pm

  6. Preciosa canción la de hoy… Gracias!!

    saporima

    23 mayo 2009 at 12:07 am

  7. Muchas gracias por tu amabilidad, Ariovisto.
    Mira que me gusta cómo escribe Del Pozo, pero creo que ha metido la pata. Porque no te ha leído a ti, que si no, se le quitarían las ganas de llamarnos nada, tan injusto me ha parecido.
    Cada día estás dejando el blog más chulo.
    Un fuerte abrazo, maestro

    GKCh

    23 mayo 2009 at 1:38 am

  8. Hola ariovisto,
    gracias por preocuparte por mi narcicardiopatía. Ya sabes que con las elecciones los síntomas se avivan, y las molestias se recrudecen.

    Si me das a elegir entre Rajoy, Gallardón, Feijóo, Zetaparo, Blanco, de la Vogue o la rubia sueca, no sabría a quién votar…
    Un abrazo

    dicybug

    23 mayo 2009 at 11:18 am

  9. 🙂

    saporima

    23 mayo 2009 at 6:37 pm

  10. Es verdad, estamos rodeados de… ¿dobermans? (Pobres dobermans, en realidad no son tan malos como los pintan, simplemente, tienen mala prensa). ¿O quizá somos los dobermans nosotros?

    Va a ser por eso que decía aquel: “el hombre es un lobo para el hombre”.

    variablex

    26 mayo 2009 at 3:30 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: