ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Reflexiones de un tardocromagnón

Ando mohíno pensando en las elecciones europeas. Más que nada sobre si voto en blanco, meto en el sobre una foto de Mila Jovovich o simplemente no aparezco. Saldrá el purista – si se atreve – a decirme que eso de no ir a votar o hacerlo nulo es algo contra democrático. Que después no me podré quejar.. (ja..-ja..-ja..) Pero claro, el hecho de que el españolito cuarenta y cinco millones uno, por no ir a votar sea tildado de poco democrático con la de aerofagias democráticas que nos almorzamos todos los días, pues como que apenas mueve un milímetro mi mala conciencia.

El Rapto de Europa de Boucher

El Rapto de Europa de Boucher

Cuando alguien piensa, a parte de ser más feliz como decía Aristóteles, normalmente descubre cosas interiores que no tienen por qué asemejarse con la verdad, pero que no dejan de ser cuestiones interiores y genuinas. Y uno piensa y piensa en las elecciones europeas y a la conclusión inmediata que llega el tardocromagnon es ¿y para qué sirve Europa? Intento vislumbrar, colegir, aprehender qué cosas aporta a mi cotidianeidad aburrida y casposa aquel sueño de nene asustado por los bombazos de la Legión Cóndor de estar en Europa. Pero, mi mente, aturdida por los aires pragmáticos y utilitaristas, por cien mil series televisivas chamusconas y abrasivas, por un manojo de rábanos con siglas políticas que dan de comer sobre todo a los que viven de la mandanga política y a pocos más, y obturado por sólo acordarse de Europa cuando vienen elecciones o cuando algún equipo español juega sus competiciones, llega a la conclusión de que no sirve para nada.

No voy a entrar en el daño pérfido que el supereuro ha hecho a la economía española, ni siquiera del riesgo que, al menos el español, corre grave de convertirse en el Juan Sintierra, porque ni llegamos a ser europeos y lo de ser españoles como que empieza a sonar un tanto heroico.Y sí tal vez en el hecho de que, hablando de euros, todo el tinglado europeo – mira que termina mal esta palabra – debe costar un huevo, otro huevo y parte del conducto urinario.

Si quitamos todos los adiposos partidos periféricos pocachicha, suprimimos los gastazos-rémora territoriales, nos olvidamos del sueño europeo y de todos los eurocomedores que andan por ahí – salvo porque el paro alcanzaría los veinte millones-, me imagino que tendríamos euros para superar siete crisis.

Cuando uno tiene la sensación de que todas estas filfas europolíticas, autonomopolíticas, localpolíticas, que no sirven para nada, han sido creadas para el arte del coloque y birlibirloque, y para repartir sueldos – y no mininos- en un alarde endogámico que apesta, la cabeza del tardocromagnon acaba por dilucidar que una suerte de raza venida de más allá de Andrómeda nos está vaciando los bolsillos con una gracia, salero y donaire – y encima en nombre de lo más sagrado que es mi libertad, y la tuya – que para sí la quisiera Ava Gadner en sus mejores rugidos mamarios.

¿Alguien ha oído las soluciones que aporta Europa –mi Europa- para la crisis? ¿Alguien ha notado cierta preocupación ante posibles quiebras del Estado de Derecho de mi España en mi Europa? ¿Alguna suerte de vigilante europeo vela por mí en caso de caer en manos de patanes propaganderos? ¿Alguien patalea, brama, denuncia, acusa, advierte de que haya países europeos que tengan niveles educativos parangonables a los colegios del Polo Norte? Si la justicia española, por poner un ejemplo, parece un boceto de Muñoz Seca..- Henos aquí de Pravia­ (pravia que debe estar en Europa)– ¿algún supraorganismo europeo armado por concienzudas cabezas plateadas adiestradas en la radical-democracia, vendrá a poner las íes bajo los puntos – porque aquí, en este sindiós, no hay que poner los puntos sobre las íes, sino las íes bajo los puntos-.?

Preguntas retóricas que alaban al adverbio de negación NO con una sumisión risible. Entonces, ¿para qué coño sirve Europa? ¿Para tener claro que no somos africanos? Mmmm, no sé, no sé…

Dios, ¿me estaré convirtiendo en un antisistema de palestina embozada y bandolera molotoveada? ¿Es posible que por eso el tardocromagnón que sale todos los días de su casa note cómo se le calienta el mechero cada vez que pasa por delante del pobre y solitario contenedor?

¡Dios mío! ¡Vejez! ¡Conformismo! ¡Borreguismo! Apartadme de estos estertores juveniles inconformistas y cubridme con la boina y la mantita de cuadros. Quiero ser feliz y beato como cualquier europeo socializado y obediente…

Anuncios

Written by ariovisto

28 mayo 2009 a 9:14 am

Publicado en 1. Reflexiones

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola ariovisto,
    en Europa están las europeas, las danesas por ejemplo. ¿Te parece poco?

    Por otro lado Europa es lo más parecido al paraíso que existe: sueldos que nublan la mente a cambio de no pegar un palo al agua, o lo que es peor, a cambio de reforzar los abusos totalitarios que se producen en países que te importan un pito, como España. Está claro que los que pagamos esos sueldazos no lo vemos claro, pero eso solo es uno de los puntos de vista…

    “Si no votas no tendrás derecho a denunciar mis choriceos”.
    Un abrazo

    dicybug

    28 mayo 2009 at 10:46 am

  2. Hola, Ariovisto:

    No se me habia ocurrido nunca, pero es verdad, es muy posible que los políticos que saquean nuestros bolsillos sea una raza de marcianos venidos del espacio exteriro y camuflados como humanos (debajo sólo sonlagartos, como los de la célebre serie de antaño).

    Yo pienso votar, porque si no me lo reprocharía, visto que podamos ejercer ese derecho, aunque ganas le entran a uno de mandar a los lagartos a la p… calle. No sé, haz lo que creas conveniente, vota o no votes, haz lo que te parezca.

    un abrzo, querido amigo

    GKCh

    28 mayo 2009 at 12:29 pm

  3. ¡¡Qué razón tienes, profe!!

    Así está el patio… Huelgan más comentarios.

    MIL BESOS, MY DEAR PROFE.

    Puri

    28 mayo 2009 at 1:38 pm

  4. Hola ariovisto,
    esos problemas que relatas se resuelven con facilidad: lavabos comunales, con hippies y todo tirados por suelo, y todos meando como a Zapatero le salga del r..o. Y si alguien protesta, se le elimina, se le mata vamos, que es el método rojo por excelencia para conseguir un mundo mejor.

    Lo gordo de todo esto es que si de pequeño me hubieran obligado a jugar con muñecas ahora podría ser una mujer de provecho, como Aído o Chacón, juajuajua :mrgreen: :mrgreen: Pero, no, nadie me dijo con qué tenía que jugar y así he salido.
    Un abrazo

    dicybug

    28 mayo 2009 at 6:40 pm

  5. “todo el tinglado europeo – mira que termina mal esta palabra – debe costar un huevo, otro huevo y parte del conducto urinario.”

    🙂

    Dos besos!

    PD. Intuyo que te habrás reído un buen rato mientras escribías… 🙂

    saporima

    28 mayo 2009 at 6:48 pm

  6. ¿DÓNDE ESTÁ ARIOVISTO, QUE NO LE VEO?

    ¡¿Dónde anda vuesa merced?! Ah… disculpe, eso se avisa. No se preocupe. Queda entre nosotros…

    Un abrazo

    GKCh

    29 mayo 2009 at 7:55 pm

  7. Bueno, estoy empezando a preocuparme… No sé con qué hipótesis quedarme, si que te han secuestrado tus alumnos, que te han abducido los extraterrestres o que te ha sentado mal la paella que te comiste el jueves…

    ¡Ariovistoooo…!

    ¡Ah de la vida!” … ¿Nadie me responde?
    ¡Aquí de los antaños que he vivido!

    Un fuerte abrazo

    GKCh

    31 mayo 2009 at 2:01 pm

  8. Tanta marcha no es buena pal bodi.
    Un abrazo, juerguista

    dicybug

    1 junio 2009 at 5:19 pm

  9. Yo sí que sé a quién votar. ¡¡¡A los antitaurinos!!! ¿Sorprende? Espero tener tiempo proximamente para explicar por qué, pero ahora no viene al caso.

    Respecto a “para qué sirve Europa”… Bien… A parte de para el tema de las suecas, el Euro tiene sus ventajas, como, por ejemplo, una considerable rebaja de los precios a la hora de comprar en los EE.UU. Y el no tener que cambiar de moneda si sales de viaje, y…

    Aunque luego los europeos insisten en querer machacar los ya machacados derechos del trabajador, así que no sé si compensa.

    Rizando el rizo, dentro de la organización de la UE (de utilidad ciertamente dudosa), la utilidad del Parlamento europeo es… nula. En la UE el Consejo de la Unión Europea y el Consejo Europeo son los que cortan el bacalao. No es que tengan asignado el poder legislativo, pero… es que en la UE nadie lo tiene asignado. La Comisión representa el poder ejecutivo, es decir, son los que se encargan de hacer que los proyectos del Consejo se hagan realidad. El tribunal europeo hace más o menos lo mismo que el tribunal constitucional, pero a nivel supra nacional de los estados miembros. Y el parlamento…

    El parlamento…

    Puede oponer el veto a algunas de las acciones de la Comisión. Por mayoría absoluta y después de dar 800 vueltas a la norma. Y no siempre. También escoge al Defensor del Pueblo Europeo, cuyo poder consiste en que, en caso de que alguien denuncie que la Administración Europea hace algo más, da una recomendación que no es vinculante en absoluto. En resumen, la mayor utilidad del Parlamento Europeo es la de generar papeles que se usan en caso de emergencia, cuando el rollo de Scotex (en Europa no van a usar papel del Mercadona) se acaba.

    Vamos, que, en realidad, si no vas a votar, no puedes considerarte antidemocrático. De todos modos, en la administración Europea, no se escucha a los representantes del pueblo, sino a los jefes de Gobierno, de modo que ¿qué más da quién salga elegido?

    variablex

    1 junio 2009 at 8:36 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: