ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

¡Santiago y “gibra” España!

Reivindicar a estas alturas del ninguneo internacional – y con la calor que hace (lo pongo en femenino porque ya forma parte de mí y mis axilas) – el futuro de esta Nación en la que no se ponía el sol en tiempos del Imperio Hispano-austríaco, envidia de todos, es inútil. Cuanto menos cuando en el siglo XXI en el que, de lo que fue el Gran Imperio de las Españas, hemos pasado a ser una especie de paquebote con vías de agua de donde quieren saltar hasta las ratas. Nadie quiere ser español. No está de moda lo “spanish”.

Ni Gibraltar, ni creo que ningún gibraltareño, se merecen ni medio disgusto por parte de ningún español. Ahí no hay nada. Es un chusco de pan duro con aspiraciones frustradas de Isla Caimán o Tortuga. Andamos tan inmersos en la fase del mírame y no me toques de la crisis, que, personalmente, a mí, que me salga en la tele un señor híbrido de té y carajillo con aspecto estrafalario diciéndome guat du llu zeeey, me la hace rebanadas, que es más que me la pela.

Nadie quiere ser español. Todo el mundo quiere ser lo que sea menos español. Están dispuestos a no ser nada antes que a ser españoles. Sin embargo, manda huevos, que quien prueba España no se salta de aquí ni con agua caliente. Yo no sé la variedad de inmigrantes que podemos registrar ya en España. Sé que en poblaciones pequeñas te puedes encontrar desde ecuatorianos a polacos, desde senegaleses a pakistaníes, desde rusos a argelinos. Y en algunas zonas de ciudades grandes, pasear por algunos barrios, te ahorra una pasta en viajar, pues jurarías que andas por las calles de Burundi, o por los zocos de Casablanca. Que estamos en crisis mundial, pues mejor me lo pones, ¿dónde mejor que en la terracita de Europa…? Nadie quiere ser español, pero todo el mundo quiere estar en España. ¿No será que la ONU le ha alquilado España a Moratinos como zona recreativa? ¿Una especie de Marca Hispánica outlaw, donde más que un país, esto se parezca más a una colonia espacial sacada de la imaginación de George Lucas?

Los britigibrañoles se equivocan. Yo de ellos me dejaría hacer español, pues es el paso previo a no ser nada, que es lo que reivindican. Siendo ingleses estarán condenados a salvar a la “cuin” every morning. Buenos son los de la pérfida Albión para que le toqueteen los temas patrios. A mí, la gente que se coge el corazón cuando suena su himno como si les diera un infarto histórico, me impone. Cuando suena el himno español la gente se abraza y entona lalalaes con voz de cazallero. No me impone, me da qué pensar. Siendo españoles, se pasa directamente a la segunda fase: invéntese un estatuto. Se corre el riesgo de ser menospreciado por imperios nacientes- más viejos que el alcanfor – e incluso anexionados tarde o temprano por taifines hispánicos de cuando Córdoba o Damasco. Pero mola, porque en un tris andas financiado y sumergido en ingliñol con gramática y  todo.

Yo no tengo una bola mágica de esas capaces de ver el futuro. No sé qué se pretende desintegrando raíces históricas, superponiendo otras con una o ninguna verdad. No sé qué se persigue exactamente con este afán neo-nacional que recuerda a la Alemania dolida tras la Primera Guerra, apelando a las patrias contra la patria.

Tal vez la solución sea el sueño hippy de “haz el amor y no la guerra” Del mundo sans frontieres, del mundo donde todo es de todos, y nada es de nadie. Tal vez sea la solución convertir el mundo en una enorme comuna hippiola de los años 60, donde mi novia es la tuya, tus gayumbos son los míos, con un trozo de papel higiénico vale para un día, pues tu caquita también es la de todos y… y… ¡el plus p’al salón! Tal vez se haga necesaria la idea rousseauniana del Contrato Social, tal vez haya que volver a las raíces selváticas adánicas antes de que la propiedad privada nos corrompa a todos.

Cualquier persona que haya vivido en el siglo XX y haya tenido a bien leer libros – incluso los contamierdados – sabe que esto acabará en el III Hostiazo Mundial. Parecemos tontos jugando al Risk neo-nacional. No nos damos cuenta de que en la Historia, andamos como un ciego por un bosque eterno, andando en círculos.

Dicen de la antigua Grecia que para que un colgao bisexual de barbas blancas y esclavo aceitado pensara en qué somos y por qué se caen las jodidas manzanas de los árboles, se deberían dar tres condiciones: tener la barriga llena, tener estabilidad política y tener la cama caliente. Para que un nacionalete dé por saco y se quiera separar de su nación, se deben dar las mismas condiciones. Ahora, espérate unos cincuenta años, a que este sindiós estalle en una crisis bestial, que la gente vuelva a saborear el hambre, que la memoria le recuerde qué hacen los gobernantes en tiempos de tribulación, que el caos llame a su puerta, que el pueblo se despierte de este colocón democrático y entonces… cuando se sienta insignificante ante Ares escupiendo flechas por doquier… entonces lo mismo me abrazo a otro tipo y empiezo a entonar el lalalá con voz cazallera. Mira qué somos estúpidos, prepotentes, olvidadizos y presuntuosos los seres “hermanos” quepensamos que nuestro siglo no sólo es el mejor, sino que será el último. No estamos construyendo nada. Lo de construir el futuro es un chiste. Me suena más a que estamos destruyendo el futuro.

Pero, ¡qué digo dentro de cincuenta años! Andaré yo dándole de comer a las cerezas del cementerio…

¡Hay que joderse!, empiezas hablando de Gibraespaña y terminas hablando de cherries… Debe ser la calor.

Anuncios

Written by ariovisto

25 julio 2009 a 8:52 am

Publicado en 1. Reflexiones

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Ariovisto,
    Qué manía tiene el mundo con remarcar las diferencias y hacer trocitos de país más pequeños… Aunque lo de compartir gayumbos tampoco suena muy bien… Quizá refinando un poco el concepto se obtendría algo que se podría probar…
    Dos besos en un cubito de hielo!!
    PD. Genial lo de “cuin”…

    saporima

    25 julio 2009 at 4:11 pm

  2. ¡¡¡Profeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, muy bueno!!!

    A veces las burradas y las fantasmadas patrias son tan sonadas que me dan ganas de salir corriendo y aparecer en Italia o Canadá, pero, como dice la canción de Manolo Escobar, “¡¡en España todo tiene otro color y España es la mejor!!”… Por cierto, irrepetible la imagen de Luis Aragonés cantándola en la celebración de la Eurocopa, jejeje.

    BESOS ENTRE CUBITOS DE HIELO, MY DEAR PROFE… ¡OZÚ, QUÉ CALÓ…!

    Puri

    25 julio 2009 at 10:02 pm

  3. Hola ariovisto,
    éste es el mejor de los mundos en los que vivimos. También el peor y el único.
    Y está lleno de garrulos y es inevitable. Sé la vi, que dicen los franceses.

    El otro día leí un pensamiento que me impactó:

    “El que tiene voca se equivoca”

    Insuperable. La profecía autocumplida. La rima perfecta.

    ¿Has visto Ana de las Tejas Verdes? http://www.youtube.com/watch?v=lITuWuETwoQ
    Tú que eres tan sensible seguramente disfrutarás con esa serie. A mi madre le encanta. Está basada en unos libros escritos hace 100 años.

    Como dice Anne Shirley, la protagonista de la serie, en este mundo hay cosas que ni siquiera yo soy capaz de comprender.
    Un abrazo

    dicybug

    26 julio 2009 at 1:22 am

  4. Sí que es cierto que parece que no estamos construyendo nada, sino destruyendo. Ahora (íba a decir “los jóvenes de ahora”, pero yo ya voy a por los 30 tacos, y creo que ya me tengo que ver como adulto sin más) tenemos menos derechos que nuestros padres. Nuestros padres, por ejemplo, tenian derecho a cobrar como extras las horas que echasen después de las 8 horas reglamentarias, mientras que ahora, por el mismo precio, se trabajan 10, 12 o las que sean. Nuestros padres vivían con un sueldo, pero ahora se necesitan dos. Cosas así que te hacen plantearte muchas… ehm… cosas.

    Ruego se me disculpe por la redundancia de la frase anterior.

    Respecto a los gibraltareños, por mí que se queden como están. Dan un poquito por culo, y son el refugio perfecto para los traficantes de drogas que huyen de la Guardia Civil española, pero más por culo darían si se adhiriesen a España. Y si no, que se lo digan a los ingleses, que están de ellos hasta los huevos y diciendo que “en mala hora”. Menudos son los de Gibraltar.

    variablex

    26 julio 2009 at 8:12 pm

  5. Hola Ariovisto,
    Se nota que sabes motivar a tus alumnos… Gracias!!!! 🙂
    Dos besos!

    saporima

    26 julio 2009 at 11:57 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: