ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Bombas en la luna

Me imagino que no seré nada original con lo que voy a escribir, posiblemente sí chirriante, ecléctico, caústico y algún que otro esdrújulo.

El sustantivo terrorismo viene de la palabra terror. La eficacia, si la tuviere, del terrorismo radica en que causa terror, miedo, pánico. Entiendo por tanto que cuando causa otra cosa es inútil.

Viendo las noticias, paseando por la calle, respirando el calor amantequillado de este julio agosteño, me da pena la inutilidad de la muerte de estas dos personas a las que ha traicionado la misma rutina.

No pasa nada. Este terrorismo provoca rutina, si cabe, hastío, calentón, asqueamiento. Pero poco más. Las palabras revindicación, libertad, independencia se ahogan en la misma explosión. Los propios periodistas a la hora de dar la noticia, automatizados por el aburrimiento noticial al que nos tienen acostumbrados, se amontonan, se repiten, se desquician ante tener que improvisar, cuando falla una conexión o cuando tienen que repetir cuatro datos cuarenta veces. Los políticos sacan de sus bolsillos interiores de Armani un papelillo doblado y nos obsequian con lo mismo de lo mismo de lo más de  lo mismo: revele  su rollo. Nada nuevo. Ni chispa. La gente no habla del atentado, lo engulle, lo comulga en silencio. El cielo es azul, el agua moja, eta mata.

Aún si tuviera efecto, aún si alguien reflexionara sobre la posible justificación de ejercer de bárbaros en el año 2009… pero es que no provoca nada más que más calor, más agobio, más sensación de vida cansina y harta de todo.

Cuando una bomba lapa que mata a dos personas inocentes y a traición lo que provoca no es resquebrajamiento histórico, ni moral, ni filosófico,ni social, ni político, ni nada  sino rutina y polvora mojada sobre pólvora mojada esto raya la inutilidad más supina y estúpida de la Historia. Las vacaciones, la puta crisis… y dos familias destrozadas…

De los etarras no nos importa nada, ni cuando matan. Es triste, pero sin ser hipócritas, nos da igual.(si acaso que no te toque a ti)

Es triste, curioso, lamentable desde el punto de vista antropológico, que lo que pueda vencer a este fenómeno anacrónico sólo justificable en las épocas mesozoicas, sea precisamente lo que está pasando ya en nuestra sociedad. La rutina, el lacónico “otro más”.

De eta no queremos saber nada, ni cuando mata.

Lo único las familias, sobre la que descansa, como garras, la estupidez de la nada.Un beso para ellas.


Anuncios

Written by ariovisto

30 julio 2009 a 9:43 pm

Publicado en 1. Reflexiones

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola ariovisto,
    tampoco para los etarras es un cambio en su rutina: se levantan, se desayunan, salen a la calle, matan a dos personas, pasan un rato en el bar con los amigos y a mediodía van a por el pan y al supermercado y van a casa a hacer la comida. Un día como otro cualquiera en la vida de estos “héroes” que matan porque no saben hacer otra cosa.

    En cambio los que sí cambian son los del actual gobierno. Ahora dicen lo contrario de lo que decían hace cuatro años. Con la misma rotundidad. Basurilla.
    Un abrazo

    dicybug

    30 julio 2009 at 10:22 pm

  2. Hola Ariovisto,
    Estoy totalmente de acuerdo contigo… Inutilidad, rutina, dos familias destrozadas… Qué pena…
    Dos besos!
    PD. La tristeza que transmite la voz de Ana describe muy bien un momento como éste…

    saporima

    31 julio 2009 at 12:23 am

  3. Profe, qué ASCO. de verdad, qué asco de Gobierno.

    Tengo amigos vascos y me da rabia que los metan a todos en el mismo saco.

    UN ABRAZO -hoy no tengo el cuerpo para bromass-.

    Puri

    31 julio 2009 at 1:05 pm

  4. Hola Ariovisto,
    Sólo le falta un empujoncito más… Tú sigue insistiendo un poquito y consíguenoslo! 🙂
    Dos besos!

    saporima

    3 agosto 2009 at 12:36 am

  5. Deberías enviar esto a algún medio de comunicación proetarra, porque es verdad. Ya estamos tan acostumbrados a que eta mate que, cuando la noticia sale en la tele, todos nos cabreamos (un cabreo con regusto conocido), decimos que son unos hijos de puta, y seguimos haciendo zapping, o nos vamos a dormir la siesta tan tranquilos.

    Como no nos explote la bomba en las narices, ni nos inmutamos, oiga. O a lo mejor, ni eso, porque a la mayoría de los españolitos ya nos ha explotado una bomba muy cerca alguna vez.

    A todo se acostumbra uno.

    Un saludo.

    variablex

    4 agosto 2009 at 12:35 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: