ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Resumen de acción política.

Resulta que que te regalen dos o tres trajes y tú no hagas nada a cambio no es un delito.

La gente dice que estudiar derecho es algo fascoso, para inteligentes, pesado, concienzudo, sólo al alcance de los cráneos privilegiados valleinclanescos. Y debe serlo. Libros y libros, citas y citas, leyes y leyes, artículos y artículos…

Pero el helor ha invadido de desánimo a nuestra clase dirigente. Y no, no creáis que este helor del desánimo viene porque la crisis no remita o porque la gripe no tenga visos de desaparición, o porque eta esté arrinconada, o porque los pirómanos se estén reformando o porque el paro esté empezando a solucionarse. No, el desánimo ha cundido entre las huestes siniestras – de sinister – izquierda – porque la Justicia ha fallado en sobreseer el asuntillo de Paco Camps con voz firme y cavernosa, como cuando hablaban oi nomoi (las leyes) a los o, andres (oh, ciudadanos) en la penumbrosa Atenas.

Ayer resultaba entre patético, divertido y pintoresco, escuchar las diversas versiones que las televisiones, radios y periódicos afines al regimen daban sobre la decisión de los jueces – a los que hay que respetar siempre (no sólo cuando se falle en contra del adversario) – sobre el tema del Trestrajes. Observar a un socialista contrariado es como observar las evoluciones de los orangutanes desde detrás de los barrotes del zoo: movimientos inquietos, gruñidos toscos, movimientos de labios indescifrables, golpes contra el pecho, y si te acercas mucho y te ríes, acaban tirándote un trozo de fruta a la cara.

En el fondo dan penica poniendo esa cara de asombro cuando su lógica no se cumple. Uno de los grandes espectáculos de la Historia de España después del Descubrimiento de América o la Guerra de la Independencia napoleónica fue cuando Aznar sacó la mayoría absoluta: la cantidad de canas y pelos blancos que aquello provocó y los aires orangutanescos que se deban por las teles los corifeos sociatas insinuando que los españoles éramos imbéciles.

Lástima de ingeniería política para salvar el país. Cientos y cientos de asesores y tecnócratas delineando en tinta china la estrategia para solucionar los problemas del país que no es otra que enmierdar Valencia, donde los socialistas llevan camino de convertirse en Agrupación Local.

Da la sensación, por las cosas que pasan y por las intuiciones casandrescas con las que los dioses me dotaran, de que éstos son síntomas que inician el declive y el fin del regimen de la Zeja – hoy de nuevo más circunfleja que nunca -. No hay mayor síntoma del fin de un regimen que que los jueces no te hagan caso, te obvien lo obvio. Tal vez en eso radique la inteligencia que en este país de un modo arcano y recóndito esconde nuestra magistratura. Tal vez tanto libro, tanta ley, tanto artículo y tanto derecho romano sirva para eso, para olisquear como un hiperactivo suricato encima de una roca la cadaverina política. ¡Por algún lado le tiene que salir a la clase judicial la inteligencia y los sueldos, recoño, porque hay que ver que algunas decisiones judiciales parecen sacadas de un guión de Mel Brooks!

De todos modos, la artillería política zapaterina reconduce su acción política en recurrir hasta el Tribunal Galáctico de Andrómeda. La crisis ya se solucionará cuando al PP le vaya mal en Valencia.

Tampoco resulta muy reconfortante ver a Rajojoy – jojojoy, oye bubuuuu (¿os acordáis del oso Yogui?) -salir en la tele como si su hijo hubiera aprobado la oposición a cartero, o le hubierta tocado la primitiva o su hija hubiera pillado cacho con un noble de la Casa de Alba. A éste tampoco parece preocuparle mucho la crisis, y prefiere alegrarse con los alivios del Trestrajes.

Y estos tíos cobran un huevo. Y para ellos la palabra crisis es un universal socrático.

Menudo panorama. Y es que, en verano, nada como la técnica del alacrán, bajo una losa en la sombra y… ¡vengan bombas, tía María!

Anuncios

Written by ariovisto

4 agosto 2009 a 8:16 am

Publicado en 2. Política

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. ¡¡¡Profeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, muy bueno!!!

    Como bien dices, lo de Rajoy es bochornoso. Es indignante que quien aspira a ser Pte. del Gobierno se comporte como el crío malcriado que se sale con la suya.

    MIL SAPORIMAS, CARO PROFE.

    Puri

    4 agosto 2009 at 11:42 am

  2. No estoy muy familiarizado con el tema este de los trajes, porque yo no veo la tele, solo estudio (y leo blogs y foros). Vivo en un universo paralelo. Sin embargo, por lo poco que he oído, me pregunto: ¿está bien que los jueces hayan decidido que no pasa nada porque Camps acepte regalos de empresarios?

    A lo mejor me he perdido algún capítulo de la novela.

    variablex

    4 agosto 2009 at 12:44 pm

  3. Hola Ariovisto,
    ¿Por qué narices no aceptaron los regalos o, si los pagaron, no guardaron escrupulosamente la factura? ¿es tan difícil ser honrado y, además, parecerlo?
    Ojalá haya sido un descuido, pero incluso en ese caso, no se puede estar tan alto y cometer errores tan absurdos.
    Por otro lado, me alegro del pequeño revés a los siniestros!
    Dos besos!

    saporima

    4 agosto 2009 at 3:07 pm

  4. A mí me pasa como a Pablo, que vivo en mi “circuito paralelo” 🙂 y no me entero de lo que pasa más que por los blogs y los periódicos de internet.

    Ojalá el PSOE desapareciera en Valencia (y en el resto de España, puestos a pedir), pero la experiencia a nivel nacional dice que aunque parezca improbable no hay que descuidarse y siempre existe el peligro de que la izquierda (los siniestros, que dice saporima) gane aquí. ¿Quién hubiese pensado que iba a darse el golpe de estado del 2004? Pues ya lo ves, parecía que el PP gobernaría por siempre jamás… y ahora no existe el PP y estamos sometidos al gobierno del partido fascista.

    Me ha parecido entender que la “simpática” Cruela de Vil ha anunciado que la “independiente” fiscalía que dirigen los siniestros no piensa parar la cacería al PP. Por un lado Rajoy se lo tiene merecido. Por otro, ahora la víctima es el PP, pero el día de mañana puede serlo cualquiera. Los abusos siempre están mal, aunque el abusado sea Rajoy.
    Un abrazo

    dicybug

    4 agosto 2009 at 9:32 pm

  5. Hola Ariovisto,
    Bonita canción… Hace tiempo vi la película y creo recordar que me gustó… “If you wanted the moon I would try to make a start, But I, would rather you let me give my heart”. Sería maravilloso que nos recordaran así… ¿verdad? 🙂
    Dos besos!

    saporima

    4 agosto 2009 at 10:31 pm

  6. Hola Ariovisto,
    Creo que te has liado! El faraón es de este sábado! (aunque una vez más estás siendo un poco casandresco ya que el próximo sábado probablemente mi blog seguirá ocupado por el mismo faraón…). 🙂
    Dos besos!

    saporima

    5 agosto 2009 at 11:01 pm

  7. Hola Ariovisto,
    Estaré fuera hasta el domingo…
    Recargaré de saporimas mi mochila… 🙂
    Dos besazos!

    saporima

    6 agosto 2009 at 10:47 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: