ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Edelweiss

Flor de Edelweiss (Flor de nieve, flor nacional de Suiza)

Flor de Edelweiss (Flor de nieve, flor nacional de Suiza)

La vida se compone de pequeños detalles, muchos de ellos apestosos. Otros huelen bien, pero van siendo escasos. Los detalles de humanidad, de generosidad y de agradecimiento se están convirtiendo en flores edelweiss, de esas que se encuentran en el quinto risco a mano derecha, allá en donde al bueno de Mallory se le paró el reloj.

Frases como “el dinero no hace la felicidad pero se le parece tanto”, “la vida son dos días”, “estamos aquí para disfrutar”, “hay que vivir la vida” son tan ciertas como nefastas. La deshumanización de la gente es progresiva. Bajo estos lemas banderizos la gente se convierte en apisonadora de sus congéneres, y el vivir sin respeto por los demás se está convirtiendo en una broca del ocho que taladra sin piedad las cercanías humanas.

Ayer pisé una mierda social. Un tipo aparcó el coche en mitad de una calle de servicio, poco transitada pero en completo uso. No se preocupó, siquiera, de arrimar su coche a la derecha, aunque no hubiera conseguido nada, y además, justo donde estaban sus guardabarros, el tipo tenía siete metros para haber aparcado tranquilamente como Dios manda. Prefirió llegar, quitar el contacto y bajar del coche. Al poco, tres coches esperábamos absortos a que este tipo accediera a quitarlo. Cuando apareció, nada de acaloramientos, ni rostro compungido, al revés, nos miraba altivo por haber osado fastidiarle el cafelito que se estaba tomando, haciendo gestos con las manos como diciendo que con un par de maniobras tres metros cabían en dos. Afortunadamente, nos perdonó la vida y lo retiró, subiéndolo encima del chaflán que estaba a escasos diez metros, en un espacio de esos habilitados para que la gente pase sin bordillo. Nadie osó llamarle caradura, porque todos sabemos que el gilipollas y el caradura prepondera y tiene las de ganar en este brebaje social que bulle al calor de los tiempos.

Por el contrario, hará un par de días, oía la noticia de que los pobres explotados subsaharianos cada vez utilizan “técnicas” más violentas para enfrentarse a la policía: a sillazos, a puñetazos, a botellazos, cuando intentan arrebatarle las cargas de basura de contendor chino gracias a las que comen y gracias a las cuales los europeos mediocres e hipócritas emulan al escudero de El Lazarillo en un alarde de apariencia de clase social falsa e incomprensible. Nada tengo en contra, Dios me libre, de estas pobres criaturas a las que tienen engañadas y explotadas desde que llegan al “sueño europeo”, y en cierta manera, se les podría “justificar” el que se pasen la ley por sus antojos – con hambre, no hay ley-. Lo que me llamó la atención fue que el populacho levantaba el dedo pulgar romano usu e increpaba a la policía – la misma que se supone que debe velar por nuestra seguridad – reprochándole de un modo circense que dejara tranquilos a los “negritos”, que no era para tanto.

Pero esto no sólo ocurre aquí: ayer, mientras la policía francesa sacaba a un cagón con la cabeza cubierta, sentados en un poyete lateral – al nipón usu – unos turistas fotografiaban al menda esposado como a Copito de Nieve en sus mejores tiempos, y tal vez la mejor instantánea la sacara una adolescente que flasheaba – y me flasheaba a mí – a dos metros de distancia…

Cuerpo de Mallory encontrado 75 años después de su muerte (Everest)

La pregunta que me hago es si esta sociedad está preparada para este sindiós y para esta progresiva deshumanización que empobrece al hombre de una manera preocupante. Cierto es que la espiritualidad siempre ha olido a alcanfor en este país, pero no termina de convencerme el sustituto – o prostituto – que hemos puesto en su lugar: esta calma chicha de mentes amodorradas en su propio interés. “Está bien” – por decirlo de alguna manera- que quitemos a Dios de enmedio, la responsabilidad, la abnegación, la conciencia, el sentimiento de culpa, la capacidad de sufrimiento, ¡el pecado!… pero, ¡coño! cámbienmelo por algo que valga la pena, porque, para este viaje , no hacían falta estas alforjas de diseño, pero con agujeros… No termino de tenerlo claro.

Quien sí parece tenerlo claro es nuestra clase política. Nos ha tomado la medida mejor que Yves Saint Laurent. Y ahí los tienen a tirios y a troyanos haciendo de su capa un sayo: los que gobiernan en su alarde de estupidez supina haciendo una política de cucaracha o de ave de corral, mucha cresta pero poco vuelo, los que aspiran a gobernar, a lo que realmente aspiran es a hacer lo mismo, cambiando cucaracha por lombriz y gallina por gallinazo. No hay inquietud política, ni social. La “modernidad” ya nos ha inyectado el veneno paralizante: letargo de oso panza arriba. La sociedad no parece ni aspirar ni exigir más. Una sociedad que no se exige a sí misma se olvida de exigir.

Tampoco hay que darle más vueltas. Es lo que hay. Vive y dejar vivir… o mejor… vive…sin más.


Anuncios

Written by ariovisto

22 agosto 2009 a 10:33 am

Publicado en 1. Reflexiones

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Ariovisto,
    ¡Cómo es posible que exista tanta gente como el maleducado que te cruzaste ayer! Cuando yo meto la pata en algo, me siento fatal, doy mil y una vueltas a mi cabeza buscando una solución, y si ya nada puede hacerse, necesito tiempo para conseguir olvidarlo y aceptar que es inevitable equivocarse… ¡y me disculpo! Yo alucino con la gente que te arrolla y hiere sin que le importe lo más mínimo… Ni medio remordimiento!
    Efectivamente, si el virus del egoísmo supremo acaba infectando a toda la población, estamos acabados…
    Dos besos!

    saporima

    22 agosto 2009 at 4:05 pm

  2. Por cierto… ¡Lo de ayer no era un reproche! Ser dinámico es bueno… A mí me gustan tus cambios! 🙂
    Dos besos!

    saporima

    22 agosto 2009 at 4:07 pm

  3. Qué malaje!, como dicen por la comarca y por muchos otros sitios. Y me refiero, por supuesto, a ese tiparraco que aparcó tan mal, no a ti (‘obfiamente’). Se entiende tu cabreo y tu post-desahogo, amén de que salpimentas el texto con un montón de noticias recientes y tus correspondientes reflexiones sobre cada tema. Muy bueno como los has ido enlazando, magister. Sí, señor. Las columnas (que no las calumnias) de opinión no tienen secretos para vuesa merced. ya lo sabía de antaño, pero con este último artículo tuyo lo has vuelto a demostrar.
    Regresados del calor (o ‘la caló’, como dicen por allí), retomamos las rutinas rutinarias y recalcitrantes. Pero como bien dices, es la vida, Y hay que vivirla. Sin más gaitas.
    Pásalo bien, figura, y hasta muy pronto.

    PS: Sí, lo adivinaste. Era ella la que escribía, era ella el verdadero Yikei. Yo sollo ponía las fotos, los ‘dicybujitos’ (jejeje) y los vídeos. lo demás, era ella. Como siempre. Y al hilo de ello, te adelanto (como acabo de hacer con Saporima -hermosísimo relato el que ha escrito) que ‘mi serrana’ tendrá como nick Elisa Duino (Elisa, por Garcilaso; Duino, por Rilke) y poco más te puedo contar. Ella lo hará mucho mejor que yo. Te envíamos abrazos, míster Duke. Ciao

    GKCh

    22 agosto 2009 at 6:15 pm

  4. Hola Ariovisto,

    curiosamente hoy estaba viendo sonrisas y lágrimas y me he quedado pensando en la flor edelweiss. Mis florísticas reflexiones me las guardo, pero decirte que si la sociedad quita a Dios de en medio sólo queda el Diablo. Vivimos rodeados de egoístas por todas partes y ponerle la zancadilla de vez en cuando a un egoísta no sólo debería estar permitido, sino alentado con premios nacionales. Eso no quita para que, una vez en el suelo, se le tienda la mano para ayudarle a que se incorpore -la caridad siempre presente 🙂 –

    Por lo que leo del comentario de Gilbert su serrana -imagino que su esposa pero ya me lo aclarará- es amante de Rilke. ¡Genial poeta! Otra coincidencia con Gilbert.

    Un saludo

    Rictus Morte

    22 agosto 2009 at 8:45 pm

  5. No te cachondees de mí, Visto y no Visto. Lo he escrito yo, con la inspiración de la musa del Pájaro (espero, no espino: es pero, no es pino, ¿captas la chorradilla?). hablando de pollos, al lado de Villanueva están los de ‘Polloblanco’, es decir, los de Pozoblanco, y nos llevamos ‘a muerte’ con ellos.
    Sí que hace calor, sí. Y no me extraña que te haya dado calor. Son sofocantes (mi texto, el calor cordobés, el madrileño…), pero ¡por Sófocles y Sofonisba!, qué buena sombra compañera la de los amigos.
    Gracias por el comento, Duke.
    Te leo y contraleo, jaleo, jaleo…

    GKCh

    22 agosto 2009 at 10:48 pm

  6. Gracias por los granizados (lo de Sofonisba iba por lo del sofoco, pero ahora leo en la wikipedia esa que era la esposa de un general cartaginés; tela pa’ aguantar al general y a la ‘generala’: menos mal que Delenda, porque si no la Sofonisba esa igual era ahora una diosa en casi toda Europa, o vaya usted a saber).
    Que disfrutéis de ese paseo, tortolicos. Ummm, qué rico el granizado de limón. Y más granizados para Saporima, Puri, Buggy, Rictus, Katulo y compañía…
    Abrazos, besos (repartíoslos como corresponda)

    GKCh

    22 agosto 2009 at 11:17 pm

  7. Corrijo: la Sofo era la hija, no la esposa del general cartaginés. Vaya lío de familia. De aquellos Barcas vienen estos ‘barças’…
    Ciao y ya no te molesto más, Duke

    GKCh

    22 agosto 2009 at 11:19 pm

  8. Hola Ariovisto,
    No te imaginaba tan azul, la verdad… 🙂
    Gracias por tu alentador comentario!
    Dos besos!

    saporima

    22 agosto 2009 at 11:30 pm

  9. Yo prefiero que la sociedad no reivindique nada… todo lo que huele a colectivo, huele mal. Parecerá lo mismo, pero en lugar de una sociedad exigente, prefiero que las personas seamos exigentes.
    No creo que vayamos a peor: la gente siempre ha sido igual de impresentable. En cualquier época pasada las cosas han sido peores que ahora. Seguro que el futuro es mejor, incluso es posible que el socialismo desaparezca. Posiblemente no, y un mundo sin sociatas es una utopía, pero seguro que el mundo irá a mejor.
    Un abrazo

    dicybug

    22 agosto 2009 at 11:36 pm

  10. Después de unos días de “retiro” con una amiga que venía de visita, vuelvo por aquí.

    Es verdad lo que dices, la sociedad se está deshumanizando, hemos cambiado el pecado, la abnegacion, el sufrimiento, etc.. por nada. O peor aún. Lo hemos cambiado por el “todo es equivalente y todo vale igual”.

    Hace unos días, en un foro, una persona me llamaba intolerante. ¿Por qué? Hay personas que consideran que la homosexulidad, transexualidad, etc… son cosas antinaturales, repugnantes, que no se deberían permitir, y sienten rechazo hacia las personas que vivimos de esa manera. Por mi parte, yo rechazo a las personas homófobas, tránsfobas, y bífobas (hay quienes odian a los bisexuales pero no a los homosexuales, curioso, pero es así, y como yo soy bisexual, pues…) por su forma de pensar, lo que, según este forero me ponía en el mismo nivel de intolerancia que los que me rechazan a mí por como soy.

    Esta persona, que no es mala persona, simplemente no era capaz de comprender que la liberta no consiste en hacer lo que uno quiera. Hace años a mucha gente le preocupaba que un exceso de libertad pudiese terminar degenerando en libertinaje. Ahora ya nadie se preocupa por ello, y por ello esa antigua preocupación está a punto de convertirse en realidad. Lo malo es que lo que viene después puede ser un efecto rebote de mayor represión.

    Eso que cuentas del coche le pasó a mi padre la semana pasada en el parking de un supermercado. Sólo que la conductora estuvo más de una hora fuera, bloqueando la entrada y salida del parking, y completamente ajena a las insistentes llamadas que le hicieron por megafonía para que retirase su coche. Al final una persona tuvo que ir preguntando cliente por cliente en el interior del supermercado, hasta encontrar a la interfecta en cuestión. Por otra parte, este tipo de cosas son más habituales en verano, especialmente en zonas turísticas, como es la de mis padres y, sospecho, la tuya. Y es que cuando la gente se convierte en turista, pasa a ser una especie de animal estúpido sin cerebro, ni principios, ni empatía ni nada, que cree que por estar de vacaciones lo único que tiene que hacer es divertirse a toda costa.

    variablex

    30 agosto 2009 at 2:39 pm

  11. Vaya…parece que incívicos al volante los hay en todas partes…y yo que pensaba que teníamos la exclusiva los sevillanos…

    lizzybennett

    19 octubre 2010 at 10:54 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: