ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Es…libertad


Habría mucho que hablar – y poco que callar – sobre ese ministerio sumergido que se ha creado – total uno más – en la sombra e innominado Ministerio Sindical, mediante el cual el gobierno dispensa un trato vertical a los problemas de los trabajadores y, como si de un troskista descabezado se tratara, lo pone a funcionar como un maquinaria en contra del empresario, recuperando un lenguaje bolcheviquiano rancio y apestoso, apretando en su puño en alto tal vez un billete de quinientos euros.

Los empresarios de este país son, tal vez,  los peores del mundo… del mundo en el que hay empresarios, pero mucho me temo que enfrentándose a los que tienen las perras no se va a conseguir nada más que la penúltima estrategia socialista: la crispación económica.

Hasta la fecha la crispación social le ha servido a estos colegiales de pantalón corto para sus objetivos, que no son otros que el adhesivo secular a la poltrona. Pretende echar gasolina para que en las papeleras secas y llenas de paja intelectual que abarrota las aceras de nuestras calles, brote la penúltima llama que lo salve del despropósito, de la improvisación, de la peor crisis económica de su historia pegándole fuego a todo lo que se menee.  El que se supone gobierno de todos los españoles, de una manera sectaria por enésima vez, opta por montar follón, mover ruido, revolver la marea para obtener la ganancia del pescador preso por las oligarquías del terruño. Enfrentar de nuevo a los españoles: esta vez no con un farisaico “no a la guerra”, no con meter a los curas por medio, no con echar las culpas a un PP sonámbulo y ataráxico, no queda ya alerta en gripe A, a nadie llama la atención… prefiere poner a los empresarios a los pies de los caballos, olvidándose de que los caballos los ponen los empresarios, y el forraje, y los arneses y el jaez, y las armaduras… mientras que el sindicato sectario y embozado sólo pone al soldado, las armas y las ganas de matar….

Y efectivamente, habría mucho de qué hablar… pero prefiero centrarme en la idea de que hoy ha empezado su andadura una especie de lucecita en mitad de la oscuridad. La libertad de expresión está presa de su propia ineficacia, error garrafal de la Constitución española por no salvaguardar verdaderamente lo opinable, no a golpe de licencia, repetidor, frecuencias, sgaes y otras gilipolleces. ¡Hasta yo debería poder montar una emisora de carácter nacional! Así, la aventura de Esradio, suena a película heroica del siglo XIX, a las grandes odiseas salgarianas, vernescas, epopeyas de grandes mitos luchando contra fieros dragones, de los pobres buenos luchando contra los pérfidos y omnipotentes malvados… de esas películas en las que el pobre herrero con ayuda de su fe y de todos los santos acaba convertido en César aclamado por sus conciudadanos liberados del pesado yugo de la intransigencia, el sectarismo y esa asquerosa sensación de que te tomen por tonto, aunque al parecer a todo se acostumbra uno.

En sí, el hecho de la soledad, la falta de apoyo, la indiferencia forzada de todas sus cadenas competidoras – muchas de las cuales se habrán tomado el café con la taza temblando – ya es de por sí digno de admirar, de seguir y de aplaudir. No sé el éxito que tendrán – espero que todo – pero la verdad es que conforme está el patio hace falta gente así: gente que diga otra cosa. Lo que no hay derecho es que las trabas inculquen derechos básicos. Según la Constitución yo tendría derecho a escuchar Esradio en Alicante, apretando un botoncito sin más, y no puedo. ¿Por qué? No creo que tarden, la verdad.

El tri-capitán – la terna Losantos, Herrero, Vidal – Acab se enfrenta a la ballena blanca de la opinión única, soplando por su respirador fiesta, cotilleo, corazón (mejor, tripas)  y pasteleo, filtrando por sus barbas el plancton de la verdad y la discrepancia, y soltando por sus esfínteres millones y millones de toneladas en publicidad y gente mirando al papamoscas de la catedral de Burgos.

Los listos los escucharemos, los ni tontos ni listos escucharán lo que les digan que escuchen. Yo me fío de gente que ha sido echada de dos sitios. No sé, me mola. Debe ser el espíritu rebelde y libertario de pañuelo al cuello y pistolón de pistón en el cinto…

Anuncios

Written by ariovisto

7 septiembre 2009 a 8:43 pm

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hay quien proclama (Cristina López, por ejemplo) que no se puede ir siempre por libre, que hay que arrimarse a alguien para que el barco no naufrague en el sector audiovisual. Y hay tres capitanes que dicen que lo que hay que hacer es no arrimarse a nadie. Y se pasan el día reflotando el barco.

    La coPPe sobrevivirá, porque muchos necesitan ser parte de una manada, y la coPPe ofrece dos por el precio de una.

    Hoy hemos tenido la alegría de que Fedrico, César y Luis vuelven a estar en las ondas. Y los buenos que habia en la cope se han ido con ellos. Señal de que saben con quién vale la pena estar.

    dicybug

    7 septiembre 2009 at 9:50 pm

  2. Ahora mismo estoy viendo esRadio. Y se les entiende todo, oye.

    Totalmente de acuerdo contigo. Es impresentable que si tú o yo o cualquiera quiere abrir una emisora de Radio no pueda, que dependa del político de turno.

    Pero es uno de tantos ejemplos de los que hablan de por qué en este país tenemos una democracia con minúsculas.

    Un abrazo, Ariovisto.

    No a todo

    7 septiembre 2009 at 10:24 pm

  3. Hello,
    todavia no he oido nada, such a busy day… pero me alegro de que hayan conseguido una radio a su estilo. Yo soy critico hacia todos ellos aunque admiro su calidad y valentia. De la COPE no se nada, lo mio es la BBC & radio4 anyway, dearest.
    A big hug,
    YourMurphy

    McMurphy

    7 septiembre 2009 at 11:51 pm

  4. Hola Ariovisto,
    Ojalá les vaya muy bien a los tres… Sería una gran suerte para todos nosotros!!
    Yo tampoco creo que tarden mucho en llegar a Alicante…
    Dos besos!
    PD. Mañana veré la nueva canción que has puesto…

    saporima

    7 septiembre 2009 at 11:53 pm

  5. COMO SIEMPRE, querido Vistus, coincido contigo plenamente, en casi todo (maticemos con el casi, ¿vale?)

    La libertad, amigo Vistus, es el más preciado don que a los hombres dieron los cielos. Un clásico, sí, pero con más razón y más buena ley que cien jueces juntos. Celebro mucho lo de ES RADIO.

    ES RADIO…
    ES ARIOVISTO!
    The BEST BLOG of the East’s Wing

    PS: Los dibus japoneses de Sh. Holmes (ES magnífico y genial…!) eran de lo mejorcito de ‘nuestra infancia’. Pronto te enviaré algunos poemas, de mi amigo el no-bloguero (viva la poesía y viva la escritura manual), con alguno de mi ‘serrana’. Gracias por el vídeo. Le tengo mucho cariño a ese personaje; y a Colombo, Jessica Fletcher y Cía…

    Abrazos, mon cher ami!

    GKCh

    8 septiembre 2009 at 2:52 pm

  6. El otro, supongo que no lo has notado, está viendo la tele en una pantalla gigante. En ese momento ponían sus anuncios preferidos, de ahí la cara que pone.

    ¿Zapatero no tiene neuronas? ¡Qué malo eres! A lo mejor tiene una en el lado oscuro, vete tú a saber.

    Y ellas mira que son hábiles. Por la cara de satisfacción que tienen yo diría que las dos han cogido la neurona. Y muestran orgullosas el puño, para que todo el mundo lo vea.

    Un abrazo

    dicybug

    8 septiembre 2009 at 3:26 pm

  7. Hola Ariovisto,
    Es una bonita canción, pero, a diferencia de otros casos, en éste la letra contribuye mucho a ello…
    Dos besos!
    PD. Está muy guapa de blanco…

    saporima

    8 septiembre 2009 at 10:54 pm

  8. Proooooooofeeeeeeeeeeeeeeeee, sí, esto es echar gasolina en un matorral, pero parece mentira que anden todos como drogados y nadie -PP- haga nada por evitar que estalle el polvorín económico-social.

    BESOS, CARO PROFE.

    Puri

    10 septiembre 2009 at 9:13 pm

  9. Ando por aquí leyendo, esta entrada y la de Mambrú se fue… donde fuera, y me gustaría opinar algo, pero es que estoy tan desconectado del mundo que no tengo ni idea de lo que dices.

    Eso sí, la libertad de expresión está contemplada en el artículo 20 de la Constitución, y prometo que eso lo estoy diciendo de memoria. Se supone que es un derecho fundamental y que si no te permiten ejercerlo, puedes poner un recurso de amparo, una queja al Defensor del Pueblo y una demanda de inconstitucionalidad ante el Tribunal Consitucional, en caso de que haya alguna ley que se va en contra de la constitución.

    Ahora ya, que sirva para algo, o sea como el que se toca la nariz, en eso ya no me meto.

    variablex

    11 septiembre 2009 at 3:11 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: