ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Canción de juventud

El pasado fin de semana, mientras bufaba un molesto Eolo en mis afueras, ejercité una de las terapias de relajación más imponentes que existen – según mi opinión -. Nada comparado a los “espás”, ni a los masajes tailandeses, ni a la talasoterapia, ni a los masajes no tailandeses, ni siquiera a los baños de barro o inmersiones en lactosa de burra. Tal ejercicio de relajación consiste en tumbarse uno cuan largo es (1’74 de suevo cocido) en el sofá, seleccionar el canal Somos y “ver-oír” una película de los años 60-70. Así de fondo, en duermevela, zurrándole al agotamiento y al cansancio, mientras oyes las voces enfáticas y asonantadas de los doblajes de mi infancia. No es cuestión de que me gusten las películas: hay algunas que sí, y algunas que no. Bodrios embodriados y coquetas exquisiteces de un cine español de los años 60 y 70 que, como somos unos cenutrios resentidos aquejados de franquismo crónico, jamás le daremos y reconoceremos el justo mérito que este cine tiene.

Curiosamente, en esta sesión de relax, tocó la película Canción de juventud (Luis Lucía, 1962), con la colaboración de un tal Augusto Algueró. Se trata de un musical hecho a la medida de la niña Dúrcal, Rocío (ni que decir tiene que, como media España, yo andaba enamorado de aquel morrito torcido). Precisamente esta película no es que sea la séptima maravilla del cine, pero la sensación de darse una vuelta por Jauja, la Arcadia o el mismísimo Paraíso, te ahorra mucho en recomponerte las vértebras emocionales, que un psicólogo te coma la cabeza, o castigar a una amistad con tus penas.

Pero lo curioso es que, como yo en mi casa ejerzo una dictadura de pater familias – sobre todo, y únicamente, a la hora “sexta”, luego soy un español más que manda menos que un director de orquesta sin brazos – mis hijos tuvieron que tragarse la píldora, velis nolis. El mayor, que va para guerrillero por la edad, y la pequeña, que va para vampira acrepusculada en prácticas, observaron la película como quien disecciona una rata. Enseguida las preguntas y las matizaciones, exclamaciones de barbaridad… Sí, sí.. Pero tal vez se les creó una duda de ese entorno de valores positivos, mentes sanas – en cuerpos igual de enfermizos a esas edades, como si los chicos y chicas de hace treinta años nacieran sin sexo, como los ángeles -, orden, limpieza, disciplina, cariño, solidaridad, empatía, buenas intenciones… frente a este borrón de mal gusto actual, de lo soez, lo chabacano, lo promiscuo, lo traicionero, lo drogado, lo teledirigido, lo cerdo, lo manipulador: programas de aleccionamiento moral donde – igual que hace 40 años – camuflan la Educación para la Ciudadanía en series que patrocina una marca de yogures o un puto móvil; pantojases, julianeses, jesulineses, beleneses, folladores justicieros, niñitas de íngle inquieta, niñitos ametrosexualados…

Cuando acabó la película se quedó en el salón un silencio de morgue. No hubo aplausos, obviamente, pero hubo silencio.

Yo no sé a las conclusiones a las que llegaron mis hijos…

Yo llegué a dos: me estaba haciendo viejo…. y ronco (emito un suave rumor) en las siestas.

Anuncios

Written by ariovisto

12 noviembre 2009 a 9:59 am

Publicado en 1. Reflexiones

13 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Are you ageing, dearest? Are you a dictator too? I don’t think so…

    To be honest is quite refreshing to review these kind of films. They show us a different world, nothing to do with the current shite we are living at the moment. These films may be naive and technically not very good but, as I said, they are refreshing.
    Hope you are ok, dearest. Xmas is coming… Have you seen the last version of “a Christmas carol”? I can’t wait to see it, I love Mr Scrooge, by the way.

    McMurphy

    12 noviembre 2009 at 12:04 pm

  2. Este es un mensaje del servicio de atención al cliente del blog de dicybug.

    Deseamos comunicarle que hemos atendido su solicitud y que la entrada sobre Microsoft y la piratería ha sido cambiada de fecha para que Ud pueda seguir disfrutando de nuestro estupendo artículo sobre los fascistas que no permiten más opiniones que las que ellos imponen.

    Atentamente,
    dicybug, responsable del servicio de atención al cliente.

    dicybug

    12 noviembre 2009 at 3:43 pm

  3. Te haces mayor…

    Películas empalagosas como elección libre y para la hora de la siesta, está bien. Más Pajares y Esteso y menos Tarantino.

    dicybug

    12 noviembre 2009 at 4:13 pm

  4. dicybug

    12 noviembre 2009 at 4:13 pm

  5. Yes, Xmas can be a tricky time of melancholic memories, my dear. Anyway I’m sure you will be fine and, as you said, you will be focus in its good.
    I love Dickens’s carol and can’t wait to see the new version. I’ll try and go over the weekend.

    Receive a big hug, my friend.

    McMurphy

    12 noviembre 2009 at 5:53 pm

  6. Hola Ariovisto,
    “Observaron la película como quien disecciona una rata” 🙂
    Me imagino sus caras. Tú roncando y ellos teniéndose que tragar tu peliculita. ¡Pobrecitos!
    Pero seguro que algo les gustó. Se quedaron contigo en vez de encerrarse en sus cuartos. Tienes mucha suerte. Lo sabes, ¿verdad? 🙂
    Dos besazos!!

    saporima

    12 noviembre 2009 at 8:40 pm

  7. No a todo

    12 noviembre 2009 at 11:05 pm

  8. Profeeeeeeeeeeeeee, partiendo de la base de que personalmente prefiero un buen libro y una buena música clásica como relajación, coincido contigo en que el canal SOMOS es un estupendo material relajante y didáctico acerca de una de las etapas más duras de la Historia de España: El Franquismo. Realmente es que flipo con la moralina y la hipocresía sociales de la época, que, hay que reconocerlo, tan bien retratan estas entrañables películas.

    MIL KISS, MY DEAR PROFE.

    Puri

    14 noviembre 2009 at 12:09 am

  9. Hola Ariovisto,

    11. Anastacia – Left outside alone

    1. Tengo la sensación de haber escuchado esta canción antes. ¿Puede ser que hace mucho tiempo (mucho antes de que prepararas la lista de sugerencias) pusieras un enlace a esta canción en tu página? Me suena demasiado, pero no estoy segura…

    2. Me ha sorprendido la letra. Primero he escuchado la canción. Tal cual. No he entendido ni torta del significado. Me he quedado con la música, su voz y sus gestos en el vídeo que he encontrado. Después he buscado la letra. Y la letra no encaja en absoluto con la primera sensación que me ha transmitido el vídeo. Qué cosas!!!

    2.a. “it’s cold out here”… Me ha recordado a Dicybug, claro. 🙂

    2.b. Ella parece tan agresiva, fuerte y devoradora de hombres y luego, cuando escuchas su mensaje, te dice que quiere respirar y no encuentra aire, que lleva toda su vida esperando a que él (que la ha dejado) le haga vivir un cuento de hadas, que no se siente segura…

    3. Me ha gustado la canción. Una combinación explosiva de voz, música y letra.

    Gracias!
    Dos besos!!

    saporima

    14 noviembre 2009 at 4:56 pm

  10. Hola Ariovisto,
    No he notado hasta ahora que has puesto un enlace a un nuevo vídeo. He escuchado la canción. No me ha gustado mucho… No sé…
    😐 (He encontrado en una web que “:” “-” “|” es el emoticono correspondiente a la cara de póquer. No sé si saldrá como emoticono o si aparecerá tal y como lo he escrito).

    🙂

    Dos besos!!!

    saporima

    14 noviembre 2009 at 5:29 pm

  11. Hola Ariovisto,
    ¡¡Has puesto una nueva canción!!
    Me he pasado los diez minutos sonriendo. Voy a tener que empezar a pensar en enviarte mis facturas de cremas anti arrugas. 🙂
    Muchísimo mejor. Muchísimas gracias. 🙂
    Dos besos!!
    PD. “You can’t stop my happiness
    Cause I like the way I am”

    saporima

    14 noviembre 2009 at 7:36 pm

  12. Que crueldad mental, obligar a tus hijos a ver esas cosas mientras tú te quedas dormido… Brrrrrr… La verdad es que puestos a darse una sesión de educación en los valores del régimen, al menos antes los valores eran más… más…

    Uhm… Bah, las cosas como son… Tanto antes como ahora se ha enseñado a la gente que hay que ser lo más normal posible, que cada uno tiene que estar en su sitio, y que lo diferente es malo. ¿Es mejor la represión de antaño que el libertinaje de ahora? Pues no sé yo que decirte. Supongo que lo de antes nos resulta ahora agradablemente refrescante, pero no creo que fuese mejor. Un punto medio entre una cosa y otra, y enseñar a la gente a usar su propio cerebro, eso sí que estaría bien.

    Respecto a tu comentario, no me parece que te hayas hecho la picha un lío. En todo caso, el que está liado soy yo. O sea que el ser humano se salta las normas por naturaleza… pero es que hay ciertas normas que no parece querer saltarse nadie, o casi nadie… ¿Por qué la gran mayoría acepta ciertas cosas? Ugh… seguiré pensando en ello.

    variablex

    14 noviembre 2009 at 9:17 pm

  13. Gracias por la visita, Ariovisto. 🙂
    Dos besos!

    saporima

    14 noviembre 2009 at 11:53 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: