ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Los “cataclanes” o cómo vivir del cuento

    

     Mas del 50 % de los españoles que residen en la Comunidad Autónoma de Cataluña consideró una estupidez pronunciarse sobre un estatuto que les importa un bledo. Esto es que de diez personas, tan sólo cinco fueron a votar, de las cuales dos y una sin un brazo le dijo que no a un artilugio malparido compuesto para perpetuar en el pilón a cuatro clanes de vividores. Si mandar a esparragar a estos “cataclanes” supone una merma democrática, una quiebra del estado de derecho y las siete plagas de Egipto, yo, que ya entendía poco esta especie de democracia ad hoc que nos han metido por las orejas, acabo por no entender nada de nada.

    Este mester de juglaría u oficio de juglares constante y cansino, vestido de verde vicitimista y tocados con gorro de siete puntas con siete cascabeles, que abren el pico para después pasar el gorro – y sólo para eso – están demostrando que darles un estatuto, que concederles un concepto tan importante y libre de taras y aranceles mercantiles como el de nación es un grave riesgo para sus propios ciudadanos. Gente que desde que tiene un mínimo de poder se ha dedicado sistemáticamente a prohibir, a ejercer como minoría un apartheid descarado contra lo español, que no respeta la lengua de sus ciudadanos, la intimidad de sus ciudadanos, la libre elección de sus ciudadanos, antihospitalaria, sectaria, molesta ante el de fuera, homófoba, que prohíbe por ley mostrar banderas españolas en campos de fútbol, que subvenciona tan sólo al que se agacha, que multa al que levanta la cabeza, que roba en nombre de Cataluña, que discrimina, que persigue y que agosta la iniciativa que no les toque a su son, y que no respeta la decisión democrática de un Tribunal que se supone “supremo”, son un peligro que no garantiza en el futuro el libre albedrío de sus propias gentes… las que viven en paz y no son representadas en absoluto por todos estos “cataclanes”. Dejar en manos de liberticidas una Constitución es correr el riesgo de convertir en un pezón bananero la única y última zona de Europa donde da miedo pensar con libertad.

    El problema lo provocó ZP – como todos los que tenemos ahora – que les dio cuerda a unos cuervos que sólo están ahí para medrar, que les importa un pijo Cataluña, los catalanes y la Biblia en pasta.

    Afortunadamente yo, por no vivir en un sitio así, esta mañana me he levantado tranquilo, supongo que no muy democrático, pero sí más tranquilo. No tengo que preguntarme si mañana, sin comerlo ni beberlo, me expulsarán, como un “vulgar” morisco, por sentirme español y catalán.

Anuncios

Written by ariovisto

26 noviembre 2009 a 9:06 am

Publicado en 2. Política

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Ariovisto,
    ¿Podemos fiarnos del Tribunal Constitucional? ¿Podemos fiarnos de alguna institución en este país? Ojalá!!
    Dos besos!!

    saporima

    26 noviembre 2009 at 1:09 pm

  2. Hola ariovisto,
    creo que hoy una docena de periódicos de esa autonomía se han puesto de acuerdo para presionar al tribunal constitucional. Es un claro síntoma de cómo funciona allí el régimen nazional-socialista: tienes libertad para y derecho a apoyar al régimen, pero ¡Ay de ti como se te ocurra no solo plantarles cara, sino no apoyarles!

    Creo que la decisión de ese tribunal, si finalmente cede ante los nazis catalanes, debería conllevar la disolución del tribunal y el procesamiento de sus miembros por la vía penal.

    Zapatitos Pagarrescates ha demostrado que dar de comer al nazional-socialismo no aplaca a la bestia, sino que la hace crecer.

    dicybug

    27 noviembre 2009 at 2:01 am

  3. Prooooofeeeeeeee, ¡qué gran verdad has puesto!

    ZP ha creado los marrones que tenemos.

    Y así nos va.

    BESOS,

    Puri

    30 noviembre 2009 at 7:29 pm

  4. Estoy totalmente de acuerdo: si Cataluña consiguiese independizarse del Gobierno español, la gran mayoría de habitantes de allí lo pasarían muy mal. Porque, a pesar de todo lo malo que es lo que tenemos (y es realmente muy malo), fuera de Cataluña se vive mejor y más tranquilo que dentro.

    Lo que no entiendo es por qué los catalanes lo permiten.

    variablex

    2 diciembre 2009 at 12:49 am

  5. En el referendum para la aprobación de la constitución española sólo fueron a votar el 67,11% de los que votaron a favor el 88,54%, es decir, sólo el 52% aproximadamente de la población voto a favor… vaya mierda de constitución… por lo pelos.

    zx

    17 diciembre 2009 at 7:22 pm

  6. Tienes razón zx… Para el caso que se le hace, ¿verdad?

    Sí que es una mierda sí. Si me llegan a advertir que la Constitución Española era un agurrucho tapabocas para contentar a todo el mundo tampoco la hubiera votado. Para eso mejor hubiéramos votado en Eurovisiòn. No entiendo entonces esa obsesión de los anticonstitucionalistas. Debería importarles una mierda. Salvo que cada uno quiera la suya, más que nada por la pasta que reparten estos libritos allá donde se promulgan, ¿eh?

    ariovisto

    17 diciembre 2009 at 9:55 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: