ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Avatar y la nueva religión

El tema me aborda tras ver la película Avatar. Película de espectacular puesta en escena, digna de ser vista y un auténtico alarde de despliegue informático. Hay gente que se pone a pensar cómo combatir las descargas de Internet por superación, no por pataleta. Sin  duda el Cine 3D es el futuro del cine (aunque, como siempre, sumemos dos euros por barba). Pero de esto no voy a hablar.

Me llamó la atención el fuerte componente dogmático y ortodoxo del ecologismo animista-panteísta que desprende la película en un intento más por reprochar al ser humano que viva y subsista en el mundo que él se ha creado para sí mismo. Un mundo al que nadie renuncia pero del que, al parecer, todo el mundo se queja, hasta lo cansino.

La escena litúrgica del Árbol de las Almas -a la que sólo le faltan los monaguillos con el inciensario- (fácilmente recordable para quien la haya visto y reconocible para quien la vaya a ver) formando un curiosa escena de formación del Cuerpo Místico del… ¿Mundo? en comunión ecuménica, mientras todo el cine asiste embobado a una interesante, fresca, juvenil y verde religión, no hace sino repetir clichés en absoluto descubiertos por la generación “algoreítmica” (de Al Gore) y que a fuerza de machacarnos se está imponiendo. Desde Bambi a Pocahontas, pasando por El Rey León, la Naturaleza se erige en religión alternativa. Una religión que viene a ser lo mismo, con la salvedad de que no se puede decir ni “Dios” ni “Oración”. Sustituimos el “árbol de la cruz” por el “árbol del eucalipto” (del signo del dolor y el sufrimiento al signo de “refresca la garganta”)

Lo que ocurre es que el tema de Dios y Naturaleza, o Naturaleza = Dios, ni es nuevo, ni aparentemente aporta nada de progresismo, pues la idea de “¿es usted capaz de crear un árbol o de hacerme una montaña? No, pues Dios existe, ya viene encaminado (de via, viae, “camino”) por Santo Tomás; ya el de Asís, habló del hermano lobo y la hermana abejita, y la hermana libelulita… y ya incluso Santa Teresita del Niño Jesús podía curar misioneros en Asia a distancia, desde Lisieux, sin necesidad de conectar el USB de su coleta a ningún troncho de pino.

Y está el Ymana africano, y está la Pachamama precolombina, y Rha…… La Tierra, la Naturaleza es el verdadero Dios… muy progre no es, desde luego.

Primero vienen las ideas, y luego vienen los hombres y las institucionalizan. Las nuevas iglesias de la Cruz del Eucalipto y anagrama verde en fondo de pingüino y ballena también hacen su negocio, por si alguien pensaba que el negocio sólo lo hacía el Vaticano. Estos nuevos curas de chaleco lleno de bolsillos y bolígrafo de ONG andan subiendo su pequeño via crucis bursátil, haciendo pasta a espuertas y convirtiéndose en el nuevo paganismo de sandía – verde por fuera y rojo por dentro. ¡La cantidad de gente que se está forrando a costa de la Pachamama o del Ymana, del antiprogreso y del ecologismo-visa oro y de estas nuevas generaciones embutidas en un verderolismo aflautado por las infinitas comodidades que el progreso ofrece! Esto no hace sino repetir clichés cansinos… mera copia de religiones ya establecidas.

Hombre, si se avanza, que sea para mejor. No me cambien sotana por bata de  laboratorio. Y si se hacen cambios y se avanza que sea para mejor, que esto de estampanarse con los tiempos e incluso adelantarlos se supone que es para estar mejor… y ciertamente yo no veo en qué se está mejor, en qué hemos avanzado, salvo en lo de siempre: en que los ricos son más ricos y los pobres son más pobres.

Una cosa es cierta, la ciencia y la tecnología están dejando en mantillas a la “intelectualidad”. La película Avatar es una pocholada teconológica que no hay que perderse para flipar, sobre todo,  con la realización… ahora, el guionista…buff, el guionista… hubiera preferido que el guionista hubiera sido Matt Gröening, el de Los Simpson… tal vez hubiera criticado a estos pitufos de cuatro metros, apóstoles de la berza, la belladona y la mandrágora de nuevo cuño.

Anuncios

Written by ariovisto

19 enero 2010 a 2:19 pm

Publicado en 1. Reflexiones

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Ariovisto,
    Mañana voy a ver Avatar. Siendo que tú la consideras digna de verse, seguro que vale la pena. Me fijaré en la escena del Árbol de las Almas e intentaré disfrutar del despliegue tecnológico y no pedir mucho al guión. ¡Ya te contaré! 🙂
    Dos besos!!!

    saporima

    19 enero 2010 at 7:45 pm

  2. Sin duda los ecolojetas se comportan como los religiosos de hace 500 años. La única diferencia puede ser que unos seguramente estaban convencidos de hacer “el bien”, aunque no lo hicieran, mientras que estos saben que van a por la pasta y lo del bien y el mal les da igual. Otra cosa es que lo digan abiertamente.

    No me interesa mucho esta película, la verdad. Pocas despiertan mi interés. Luego me pasa que las veo al cabo de cinco años y me sorprende que sean buenas. Si al menos saliese una buena jamona…

    dicybug

    19 enero 2010 at 8:50 pm

  3. Proooooooofeeeeeeeeeee, cuando AVATAR salga al mercado del DVD la veré… Francamente, donde esté el cine antiguo que se quite el actual; de éste ni me gusta la factura estética ni los guiones ni los intérpretes. Salen muchos jamones ;), parafraseando a Dicy, pero todos criados a base de quirófano y gimnasio.

    ¡Ecologista que es una 😀 😀 😀 😀 😀 !

    MIL KISS, MY DEAR PROFE.

    Puri

    19 enero 2010 at 9:10 pm

  4. La verdad es que a mí también me apetece verla, aunque no sé si me apetece tanto oírla.

    Seguro que suelto algún exabrupto que desagrada a los Apus.

    Un abrazo.

    No a todo

    19 enero 2010 at 11:26 pm

  5. Hola Ariovisto,
    Me ha gustado mucho. Un cuento romántico con malos malísimos y buenos muy buenos. El chico me ha parecido muy guapo y los ojos de la chica indígena preciosos.
    Para mí el momento más emocionante ha sido cuando él le dice “te veo” y ella le contesta con las mismas palabras mientras una lágrima resbala por su mejilla.
    Colores intensos e imágenes de ensueño.
    El tiempo se me ha pasado volando. Me lo he pasado muy bien.
    🙂
    Dos besos!!!

    saporima

    20 enero 2010 at 11:02 pm

  6. Hola Ariovisto,

    Whitney Houston & Natalie Cole – “Say A Little Prayer”

    Da gusto ver cómo disfrutan cantando esta preciosa canción!! 🙂

    Dos besos!!

    saporima

    21 enero 2010 at 8:42 pm

  7. Ja, ja, ja… Todo el mundo ha salido diciendo lo mismo. Ecologismo barato, guión inexistente, y una complejidad argumental digna de Pocahontas (Pocahontas también tenía un sauce llorón venerable y mágico, sólo que no brillaba). ¡¡¡Pero las imágenes eran una pasada!!!

    Yo no salí decepcionado de la película, en realidad mi principal motivo era la parte visual.

    variablex

    23 enero 2010 at 2:28 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: