ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

The chicken winked eye

No comer pollo provoca enanismo, delirios de grandeza y tontería supina.

Además achina los ojos y crea tendencias extrañas en la moda de los jerséys, con una clara inclinación al arcoirisismo relumbrante y  paletudo.

Como efectos secundarios provoca necesidad imperiosa de pintarse la cara y ponerse plumas de serpiente emplumada, ¡ojo! no de esas plumas europeas que van pegadas junto al cárter agujereado.

No comer pollo, por contra, hace que te crezca el pelo a lo Yoryi Dan y hace que vayas por las calles musitando aquello de “Mami qué será lo que tiene el negro…”

Me informan amigos míos sudamericanos que “la polla” (gallina pequeña o algo así…) es algo que en sudamérica se degusta con frecuencia, lo cual no hace sino liar todavía más la multicolor madeja de este tipo más hondo que profundo.

Los bolivianos que comen pollo hormonado se aprestan a desmarcarse de este prócer sacado de la casita de Pin y Pon al que no se sabe bien qué cachonda divinidad ha arrojado al escenario de la vida haciendo flaco favor a ciertas razas a las que, por mor de cuatro fanáticos, les cuesta dios y ayuda demostrar que no son inferiores. Este tipo no ayuda mucho, no.

Todo el mundo sabe que es más sana la coca que el pollo. Te convierte en un machote sano, integral, forzudo, melenudo y un pelín homófobo…y no como esos débiles comepollos afeminados europeos.

Supongo (pretendo ser sarcástico) que las asociaciones gays (bandera modelo Evo Spring) se le tiraran a la yugular por insinuar que el pollo con el ojo guiñado provoca esa malsana enfermedad de ser gay… ¿no? ¿A que no? Deben considerar que se trata de un desprecio de ignorante. Perdonado.

¿Y así quiere sudamérica salir de su marasmo histórico? ¿Con estos mini-führers?

Vénganse para Europa, hermanos, y pónganse hasta las cejas de pollo al chilindrón; de pollo… o  del género que se quiera  o con el aumentativo que  se prefiera.

No hagan caso.. de lo que se come se cría.

¡Vaya personaje!

Anuncios

Written by ariovisto

27 abril 2010 a 8:01 am

Publicado en 5. Humor

Tagged with ,

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. ¿Viste la pinta que tiene la nueva promesa?

    Yo apuesto a que si Evo comiera más pollo transgénico no salía a la calle con esas pintas.

    Por cierto, Dicybug, que desde que has puesto esas modernidades no puedo saludarte. 😦

    No a todo

    27 abril 2010 at 10:21 am

  2. No, no. Si no os confundo. Le dejaba un mensajito en tu blog porque en el suyo no puedo comentar porque no tengo cuenta en wordpress, aunque pueda parecer extraño.

    No a todo

    27 abril 2010 at 1:31 pm

  3. Ya he corregido lo de los comentarios en mi blog. Estas manitas no podían estarse quietas.

    ¿Has visto la última viñeta de Mienmano? Pues eso, este lío de las pollas, los pollos y los pollones se presta a mucha confusión.

    Lo peor del caso no es la incultura ni la estupidez de estos progres, sino la preocupación que tienen porque la homosexualidad no se entienda. Del ¡no comas pollo que te volverás maricón! lo peor no es la asociación causa-efecto, sino la preocupación por el efecto, o ¿qué problema habría si hubiese más homosexuales? A eso se le llama homofobia, más concretamente homofobia progre, o sea de la buena.

    dicybug

    27 abril 2010 at 1:37 pm

  4. Hola Ariovisto,
    Nada más y nada menos que un presidente de gobierno!!! Impresionante!

    “se aprestan a desmarcarse de este prócer sacado de la casita de Pin y Pon”. 🙂
    “Este tipo no ayuda mucho, no”. 🙂

    Dos besos!!!

    PD. Genial tu enlace a la receta del pollo al chilidrón de la página “Las recetas de Mamá”. Me ha parecido muy gracioso!! 🙂 🙂 🙂

    saporima

    27 abril 2010 at 6:44 pm

  5. Yo de esto no me había enterado…qué fuerte me parece, no?

    altisidora

    28 abril 2010 at 1:36 pm

  6. Eso, eso! Hércules y Betis, equipos de PRIMERA!!

    Suerte a vosotros…y a nosotros!

    altisidora

    29 abril 2010 at 2:02 pm

  7. Menudo pollo armó el amiguito Evo Morales. Al final se desdijo… De todas formas una amiga de aquí volvió hace poco de una conferencia de derechos humanos de las mujeres en Bolivia y alucinó de lo ocultos que están los colectivos homosexuales y transexuales. Se diría que, de verdad, allí en Bolivia no hay de eso, y todos son super machotes o super hembrotas, según toque. Una pena.

    Lo del teleférico da menos miedo de lo que parece. Una vez que ya te has subido, lo mejor es no pensar en ello.

    variablex

    4 mayo 2010 at 2:42 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: