ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Cordada rota

Yo hubiera sido alpinista. Si mi condición física hubiera sido más que aceptable (entiendo que para esas cosas hay que tener una condición física y mental, más que aceptable) y bastara con los abdominales que tengo ahora… lo hubiera sido sin duda. Me gusta ese espíritu. De hecho de joven he hecho mis “al-pinitos”. Si comulgo con algún deporte de los llamados “de riesgo” sería con éste y me hubiera armado de crampones y piolet y me hubiera lanzado a las nubes vía terrestre. Y me hubiera fumado un cigarro sentado en la cumbre de un ocho mil.. (es broma..)

Por eso me llama la atención y me hace reflexionar y hacer un ejericicio interdisciplinar el asombro de Oiarzabal ante la falta de solidaridad de la coreana, (que obstenta desde ese día el récord de coronar no sé cuántos ochomiles) la alusión a que lo mediático y lo “guiness” está sustituyendo al verdadero espíritu de superación, compañerismo y pureza que se suponía mandaba sobre los locos sin oxígeno. En relación con esto leo y oigo que en otra expedición, en la que iba un discapacitado que pretendía salir en la foto como “primer discapacitado en coronar el Anapurna” – lo cual no le resta ni un ápice de mérito personal a este hombre -, también denegó el auxilio a otro escalador que se debatía entre la hipotermia y la vida, y que acabó muriendo solo, teniendo como última imagen el cabo trasero de la cuerda del discapacitado camino del éxito. Por contra, me entero también de que un escalador rumano sí buscó a Tolo Calafat, pero sin fortuna, pues no lo encontró. Oiarzabal llegó a ofrecer a los sherpas de la coreana seis mil euros por volver a por Tolo. Se negaron. Y se lo reprochamos. Y con razón. Tal vez coronar la gloria de las cumbres dejando atrás manchas dudosas quita mérito al noble gesto de tocar el cielo con las manos y mantener los pies en el frío hielo. Pero es que la solidaridad… La solidaridad es algo muy personal. Nadie está obligado a ser solidario. ¿Nos confundimos? ¿Tan despistados estamos ya en este ambiente edénico y adánico que nos sentimos con el derecho de exigir solidaridad? Nos escandalizamos hasta el punto de llegar a pensar que a este alpinista lo “mató” la chica coreana? A Calafat lo mató el Anapurna, como matan otras montañas a cuatro de cada diez escaladores.Sin religión que nos premie con un cielo, ¿esperamos que la gente sea buena por decreto?

Tal vez los españoles estemos cayendo en ese error de pensar que “to er mundo e güeno” porque a nosotros mismos nos imponemos esa especie de obligación cósmica de serlo y parecerlo. Nos sentimos impelidos a ser solidarios con un padre musulmán que mediatiza a su hija para reivindicar un estilo de vida nocivo y antagónico al nuestro, encarnado en un hiyab, le tenemos que buscar colegio porque nos aterroriza ser tildados o tachados de racistas, cuando no hay mayor muestra de racismo que señalar a tu propia hija por su cultura; la gente se la coge con papel de fumar cuando en un barrio de Badalona a las nueve de la noche hay un curioso toque de queda impuesto por rumanos que han tomado el barrio a golpe de delincuencia, miedo y total quiebra de libertades. Pero a nadie se le ocurre esgrimir la idea de decirles educadamente que nadie les obliga a estar aquí, ni nadie les obligó a venir y que si están, que cumplan: es fácil, que esto es la civilización, que aquí – ahora que está tan de moda,- nos pegamos tiros entre hermanos precisamente para que una nieta pudiera visitar a su abuela a la hora que le pareciera, sin temor a ser robada o algo peor…. Pero decir eso rompe esa obligación del español de ser solidario por huevos, no te llamen racista… porque no todos los rumanos son malos. La maldad no tiene nada que ver con el color de piel, ni con la fe que uno profese. Pero….

Bélgica prohibe el velo en todo el país por decreto… Y nuestra coreana optó por su vida, antes que por la del pobre Tolo. A lo mejor es que el mundo no es tan solidario como nos pensamos. A lo mejor es que el hombre es el único ser vivo que tiene la capacidad de ser egoísta conscientemente, sin importarle lo más mínimo el que tiene al lado. ¿A dónde nos lleva esa sensación beatífica pseudo-religiosa de sentirnos obligados con todo el mundo? La coreana no quiso volver a por el alpinista español, ni en los países árabes puedo entrar a las mezquitas sin observar sus normas, ni en Rumanía podría yo tener intimidado a un barrio… ni cuatro millones de etcéteras. Enseñar el pasaporte español no te exime de cumplir las normas a rajatabla allá donde vayas, por muy solidario que prometieras ser.

No nos engañemos. No nos dejemos llevar por esta especie de espada de damocles de español malo. Nadie está obligado a ser bueno. Lo de ser bueno por obligación deberíamos desterrarlo de nuestras cabezas. Es una utopía, en la que, como en este dramático caso – como casi siempre – pierde el bueno.

Al menos Tolo Calafat descansa más cerca del cielo que muchos que andamos pegados a las miserias terrestres.

Y a la coreana que le den…

Anuncios

Written by ariovisto

30 abril 2010 a 8:19 am

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Ariovisto,
    Supongo que no puedes pedir a nadie que intente salvar a otro si con ello su vida corre peligro e imagino que allí arriba cualquier movimiento significa correr un gran riesgo.
    Es difícil ponerse en la piel de alguien que es capaz de lanzarse a una aventura tan sumamente peligrosa. ¡¡Qué locura!! ¡¡Qué arriesgado!! ¡¡Qué miedo!! Tiene que ser un horror querer a alguien que para ser feliz necesita hacer semejantes cosas. Toda la vida temiendo que no vuelva a casa. Son cosas que me resultan muy difíciles de entender. En cualquier caso, es sumamente triste morir ahí arriba. Tremendamente solo y tremendamente pronto.
    Y los españoles… un asquito. ¡Qué le vamos a hacer!
    Dos besos!!!

    saporima

    30 abril 2010 at 6:10 pm

  2. Hola Ariovisto,

    “La Primavera” (Las Cuatro Estaciones) – Antonio Vivaldi
    En 2ºBUP me examinaron de un ejercicio de cinta en gimnasia. En mi grupo escogimos un fragmento de este concierto para nuestro ejercicio. Mi cinta era roja. Recuerdo haber ensayado una y otra vez en la planta baja del padre de una de mis compañeras de grupo. Oigo esta música y recuerdo cómo se movía mi mano y qué bellas figuras trazaba aquella cinta. Es un concierto precioso. 🙂

    Y el vídeo muy agradable. Me encantan las fotos de flores. Me quedo con la imagen del minuto 5:43.

    Dos besos!!!

    PD. ¡¡Qué vergüenza de concejal!!

    saporima

    30 abril 2010 at 11:11 pm

  3. El que toma un riesgo tan grande, tiene que asumir que su riesgo, que su apuesta, que su audacia, son suyos. Y si luego las cosas se complican, nadie está obligado a asumir un riesgo para ayudarle. Era su riesgo, no el de la coreana, ni el de nadie más. Uno puede decidir jugarse la vida cada tres días subiendo a las montañas más altas del mundo, pero no puede decidir que otras personas tendrán que arriesgar su vida para sacarle del atolladero cuando las cosas se compliquen.

    Un conductor, circulando borracho y haciendo el cabra se sale de la calzada y cae por un barranco. ¿Arriesgo mi vida para llegar hasta él, bajando hasta donde está el coche? Ni de casualidad. ¿Insolidario? No, temerario el que se pone en situación de peligro de forma consciente.

    ¿Que hubiese sido maravilloso que la coreana o quien fuera le sacaran de allí? Pues claro, pero no podemos exigirle a nadie que arriesgue su vida para salvar a quien de forma consciente ha puesto la suya en peligro.

    dicybug

    30 abril 2010 at 11:23 pm

  4. Hola Ariovisto,

    Local Hero – “Going Home” – Dire Straits

    Preciosa. No sabía que era de Dire Straits!!! Hace años la escuché muchas veces. Estudiando la carrera. En casa del que ahora es mi marido.

    Me encanta. 🙂

    Dos besos!!!

    saporima

    1 mayo 2010 at 10:11 am

  5. Hola Ariovisto,
    ¡Gracias por tu cariñosa felicitación! Dale también un beso a Romina de mi parte!!! 🙂

    saporima

    2 mayo 2010 at 6:43 pm

  6. Hola Ariovisto,
    La imagen es perfecta!! La he insertado en el post. Gracias!! 🙂
    Dos besos!!

    saporima

    2 mayo 2010 at 9:57 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: