ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Marcas blancas…

Con tiza. Una cruz. Como marcar con sangre de cordero las puertas de las casas de los judíos. Para evitar la ira divina.

Llevo observando de una crisis a esta parte que los fabricantes de productos básicos confunden la libertad de mercado con la libertad de timo. Y como en este país nadie regula nada, ni hay inspectores de nada, ni nadie salvaguarda nuestros derechos como consumidores, estos tíos se las dan de listos cayendo en lo que se ha llamado de toda la vida “estafa”. Llamar a un comerciante hace treinta años estafador suponía herirle en su orgullo, hacerlo caer casi en una especie de insulto vitalicio y generacional, en una extraña suerte de vergüenza y oprobio. Ahora, llamar a alguien estafador corre el riesgo de que provoque que éste se estire los pliegues de la chaqueta y te conteste: “pero a que lo hago bien…”
Como estamos en crisis las llamadas marcas blancas han optado por la técnica gitano-fenicia de tirar la calidad – fruta semidescongelada o cogida del suelo, hortalizas y verduras que antaño no se la echaban ni a los cerdos, productos de limpieza con más “limpieza” de la recomendable… trucos de envasado…¡A precio alemán! Dejar el mismo tamaño de caja de galletas, por ejemplo, pero que haya la mitad de galletas, bolsas de congelado en las que el producto empiezas a palparlo hacia la mitad de la misma, latas de mejillones en escabeche convertidas en berberechos en escabeche, engañifas publicitarias… El truco consiste en que sea la mitad de cantidad y el doble de mala calidad manteniendo el precio… ¡los mejores precios! Pero una calidad insultante, una relación calidad/precio… propia de Cáritas.. ¡Qué digo! En Cáritas seguro que te dan calidad… o de menudeo en fondo de contenedor.
Y qué decir de los muebles, o los electrodomésticos, que parecen fabricados con chips de autodestrucción a los dos o tres años… ¿Qué decir de la ropa? ¿Los zapatos? ¿Dónde están aquellos zapatos “gorila” que los tenías que romper adrede con un cuchillo para que tu madre te comprara otros? ¿Y los pisos? ¿Las instalaciones eléctricas? ¿Las de fontanería? ¿Las pinturas? ¿Y las obras públicas? ¿Las carreteras? ¿El mobiliario urbano? Los ingenieros y científicos se afanan en conseguir el timo perfecto. Ponen el progreso en pos de la estafa. “No se nota. Cuela. Lo sacarás al mercado. Tú promociónalo… para cuando se den cuenta ya habrás pegado el pelotazo…” Y hacen que nuestro entorno sea de casita de chocolate… la peor casa de los tres cerditos… la de paja…
El dinero aumentará de ceros, pero no de valor. El dinero no vale nada, pero es que las personas tampoco.
Algunas marcas “negras” con más riñón y poderío económico se han dado cuenta y están viendo la postura más lógica: en tiempos de crisis, divide el precio y dobla la cantidad. Venta segura.
Las marcas blancas – y hasta ahora las negras también- están en el avaricialismo… ¡Qué hijo más listo parió mi madre, señor!
Porque el español es tal vez un poco tardo, un poco lentito… pero no es tonto. Por el contrario sí rencoroso… así que…
Yo de las marcas blancas bajaría los humos… que el español no tiene el chocho pa ruidos…

Y por su puesto, si Pascual baja el precio de su litro de leche.. ole sus cojones. Ya saben las demás lo que tienen que hacer.

Anuncios

Written by ariovisto

9 mayo 2010 a 10:09 am

Publicado en 1. Reflexiones

10 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Ariovisto,
    Lo primero de todo, pásame el teléfono de tu madre para que pueda chivarme (¡pobres zapatos gorila!) . 🙂 🙂 🙂
    Ayer compré sandalias para las niñas. De la misma marca que desde hace dos o tres años porque la verdad es que dan muy buen resultado y aguantan muy bien el tute de todo un verano. Me sorprendió que este año cuesten menos. Supongo que la política comercial que han decidido adoptar es justo la que describes al final del post. Una política inteligente, como muy bien dices.
    Dos besos!!
    PD. A mí también me gusta tu dibujo!! 🙂 🙂 🙂

    saporima

    9 mayo 2010 at 11:31 am

  2. ¿Qué es eso de “marcas blancas”? ¿Es que hay otra marca aparte de Hacendado? En casa todo es Hacendado, desde la TV hasta los cepillos de dientes. Y la calidad es buena, no entiendo mucho lo que dices. Hasta el portátil desde el que escribo es Hacendado…

    Yo les metería un buen paquete a los que envasan los fresones. ¿No has notado que los fresones grandes y hermosos curiosamente siempre están en la capa superior de la tarrina, mientras que los ocultos son pequeñitos, están verdes y en el mejor de los casos están podridos? O los fresones buenos “flotan” sobre el resto por su menor densidad, o alguien se toma muchas molestias para engañar a la gente.

    Yo conozco a uno más lento que Homer. Le llaman el hijo el viento, y es gótico.

    dicybug

    9 mayo 2010 at 1:56 pm

  3. ok… ok… cuadro… cuadro…
    🙂 🙂 🙂

    saporima

    9 mayo 2010 at 11:27 pm

  4. No te quejes de la construcción, la fontaneria, la electricidad , los asfaltados y los electrodomésticos españoles… que no sabes lo que tienes. Aquí para que la vecina se duche, tengo que cerrar yo el grifo de mi casa. Obviamente, para ducharme yo, todos los demás tienen que estar pasando sed en la casa. Y la corriente es de 110V. Y las calles parece que estén asfaltadas con chicle (aunque la tierra es demasiado blanda, y eso no ayuda). De los electrodomésticos ya, ni hablamos: caros y del año de la pera, aunque pensándolo bien, si las cosas son antiguas, parece que son mejores, así que eso puede ser una ventaja. ¡Ah! Y los tetrabrick son articulo de lujo, la leche, el aceite, y casi todo, aquí te lo venden en bolsas.

    Ay, estos primermundistas… (lo digo con cariño).

    Un abrazo y ánimo remontando esa crisis.

    variablex

    10 mayo 2010 at 5:50 am

  5. Hola Ariovisto,
    “Me cuesta tanto olvidarte” – Mecano
    Me gusta su voz. Es una canción muy bonita.
    Dos besos!!!!

    saporima

    11 mayo 2010 at 12:35 am

  6. Hola Ariovisto,
    Symphony No.4 in A, ‘Italian’, 1st movement – “Mendelssohn Bartoldy”
    ¡¡Qué chulada!! 🙂 🙂 🙂
    Dos besos!!

    saporima

    11 mayo 2010 at 11:10 pm

  7. Me gusta este articulo, menciona verdades como puños sobre el tema de las marcas blancas que utilizan productos de muy baja calidad que nos cuelan en los hiper con el cuento de que son iguales que los originales a los que copian, me gustaría que vieseis la fruta que utilizan para hacer algunos de los zumos que venden de marca blanca (no volviais a comprar uno de marca blanca).
    Gracias de nuevo por la información, al menos que sepamos quien es quien.

    Jerjes Rodriguez

    19 mayo 2010 at 12:52 pm

  8. Gracias por tu visita, Jerjes. Me alegra que te haya gustado.

    Un saludo cordial.

    ariovisto

    19 mayo 2010 at 2:26 pm

  9. Con el tema de las marcas blancas hay que tener cuidado, a mi no me han gustado nunca aunque reconozco que he comprado alguna algunas veces, (por ver si ahorraba algo), al final me convencí de que no merecia la pena, los resultados de esstos productos siempre fueron bastante peores que el de las marcas, pero he leido un articulo sobre la denuncia que tiene Lidl en Alemania por la muerte de siete personas, aparentemente provocada por el consumo de uno de los quesos que vendían en Lidl.
    ¿merece la pena comprar marcas blancas?
    aqui teneis el link
    http://www.foodproductiondaily.com/Quality-Safety/Lidl-faces-legal-action-over-listeria-cheese-death

    Mariano

    30 mayo 2010 at 1:40 pm

  10. El tema de las marcas blancas no tiene desperdicio, pero es triste ver como muchos consumidores no valoran nada la calidad de los productos, solo miran el precio y punto, después para consolarse supongo dicen que son iguales y por tanto se consideran muy listos. (el que no se consuela es porque no quiere). He leido la pagina de la que dan el link en el comentario anterior sobre el tema de LIdl, y desde luego es de juzgado de guardia, eso no quiere decir que todos los productos que venden sean asi, porque los controles sanitarios los pasan todos, pero que la calidad si tiene un plus de precio, eso esta claro.

    Ramiro

    2 junio 2010 at 8:45 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: