ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

¡Madre, no hay más que una!

Se trata de un chiste fresco…. Como se dice de una fruta cuando está mala… “¿Cómo está la sandía?…. Fresca”

El chiste es primario. De Jaimito…


La profesora carraspea y dice: Para mañana tenéis que hacer una redacción libre donde cada uno de vosotros tratará el tema “Madre no hay más que una”. Al día siguiente, allá que te va la típica remilgada repelente con cara de acelga, pecas, gafas y trenza de la primera fila que te hace un panegírico sobre el día en que nació y la importancia sacrosanta del tener un vínculo de unión con la pura existencia cósmica y panenteísta terminando mirando al techo con los ojos arrobados en lágrimas .. “porque madre no hay más que una”; allá que te va el hiperactivo musculitos de clase y te cuenta el día que corriendo en bici por el parque sufrió un percance mecánico con la bicicleta y dio con sus rótulas en el asfalto despellejándose vivito.. y allí que llegó su madre lo levantó, le puso agua en las rodillas y lo cubrió de besos.. “y es que madre, no hay más que una.” Y allá que te va Jaimito, un pionero de la logse, que te expone: “Pues mi madre, un día me mandó que le trajera dos o tres cervezas del frigorífico, así que allá voy todo dispuesto y cuando abro el frigorífico y tras unos instantes de duda grito: “¡Madre, no hay más que una!”

Del chiste se deduce que hay varios tipos de madres (se deduce porque yo lo digo)

  1. MADRE AMANTÍSIMA – Se trata de un tipo de madre ligeramente abundante que tiene como filosofía vital quererte tanto que parece que te odia. No sé cómo se las apaña, pero tú jurarías que te quiere tanto que estás deseando que te deje de querer. Es madre, pez, tela asfáltica, envolvente, – modelo evax noche – súper absorbente. Hace las cosas con tan buena intención que siempre te perjudica. A este tipo de madre no se las puede contrariar, entre otras cosas porque tus desapegos o rechazos lo suple con más cariño… por lo que estás perdido…
  2. MADRE OBLIGADA – Este tipo de madre da muestras esporádicas de poner cara que dice ¿por qué te habré tenido? Lo cual lleva al hijo a refutar tal aseveración para sus adentros (mascullas “eso, ¿por qué?”) Todo lo que haces está mal, y todo lo que opinas está en su contra. Desde joven, tus deseos estaban en proporción directa con sus prohibiciones. La última vez que te besó fue cuando ZP inventó el cheque bebé. Tu pulular por la casa adquiere tintes de pensión, de hostal con vieja cascarrabias que te pone la comida directamente de la olla con un cazo del que se desprende una sustancia gelatinosa que salpica fuera del plato. La ventaja de esta madre es que te deja en paz… aunque hay que procurar que no se percate de que estás en paz…
  3. MADRE ORGULLOSA – Tan orgullosa está de ti que pasa hasta el culo de tu vida. Sacar sobresalientes en las notas no es mérito sino obligación, por eso sólo le interesan tus notas si suspendes. Triunfar en la vida se debe a sus impresionantes dotes de educadora y se toma muy a mal tus incomprensibles fracasos… inauditos… Su hijo nunca se equivoca y cuando lo hace de modo descarado, te espeta eso de “No sé a quién has salido” y tú le devuelves la mirada como inquiriendo: “Eso, por favor, dímelo.” Tu vínculo con este tipo de madre se parece a la relación de machaca-encargado. “Eso es lo que tenías que hacer” – le falta decir, “para eso te pago”.
  4. MADRE RASANTE – La madre rasante es la que intenta igualar a sus hijos. Las desigualdades entre hermanos surgen precisamente desde el primer momento en que la madre rasante inicia su vuelo… Es muy parecido a ese caso en que una mesa está coja de una pata y se intenta arreglar la cojera cortando trocitos de la pata de enfrente, luego la de la derecha, luego la otra… hasta que te quedas sin patas y acabas cenando a lo japonés. Este tipo de madre es “astrucianta”, maquiavélica, meticona y un tanto chismosa. Necesita tanto datos de sus hijos que, rara es la vez, no acaba acostándose entre tú y tu mujer para recabar información. La solución en este tipo de reacciones es pasar desapercibido, tanto que… te acabará ignorando en pos del hijo que está en la cresta de la ola… bueno, en la cresta de “su” ola, la de la madre…
  5. MADRE VOLANTÍN O VOLÁTIL – Esta madre es madre, padre, amiga, confidente, esposa, asesora, psicóloga, banquera, mediadora, sustento, acompañante, plañidera… acaba por no ser nada. La consecuencia hereditaria de la madre volantín es el hijo cebo…
  6. MADRE EN LA SOMBRA – La madre en la sombra lo hace tan bien que nadie la ha visto. No hay datos.
  7. MADRE PERFECTA – Este tipo de madre es tan perfecta que se pasa casi todo el resto de su existencia como si no tuviera hijos. La existencia de este tipo de madre es gris, anodina y tristona. Siempre que le preguntan por su hijo te contesta: “No sé, andará por ahí”. Los hijos de este tipo de madre suelen ser los que salen en Españoles por el mundo, tipos larguiruchos e introvertidos que acaban dejándose largas barbas e ingresando en sectas o religiones exóticas. Si les preguntas por su madre te contestan: “Por ahí andará”. Este tipo de relación madre-hijo suele ser bastante estable.
  8. MADRE MADRE –La madre madre se hubiera casado contigo. No existe la mujer perfecta para ti como hijo, y todas tienen pegas. Es agobiante, asfixiante y su representación mítica es el doctor Benjamin (La Cosa) de los 4 Fantásticos. Te pesa la comida, la escudriña y la prueba siempre antes que tú – no sabes si porque piensa que tu mujer te quiere envenenar, o simplemente la está probando de sal -.No duda en mirar tu basura y cada vez que entra en tu casa pasa el dedo disimuladamente por las repisas. Tus camisas nunca están bien planchadas y siempre que te pregunta “cómo estás” no le das importancia, salvo cuando sales del dormitorio y ella es consciente de que ha oído ruiditos de somier en segundo plano. La ventaja de este tipo de madre es que no tiene ningún problema en hacerse cargo de sus nietos: darles la merienda, peinarlos, vestirlos y educarlos. Una tarde de tus hijos con la madre madre equivale a tirar a la basura siete años de educación paterno maternal ardua e insufrible.
  9. MADRE ESCAPARATE – La madre escaparate es la que farda de hijos. Saca pecho. Bufa. Los planta en todas las sopas. Los lleva a todos los saraos. Restriega sus hijos constantemente al resto de primos y hermanos. Sus hijos y Dios toman café. Para ella son como un buen bolso. Los saca a pasear… los exhibe orgullosa. Los hijos de esta madre se suelen llamar Bobby, Toby, Roddy, Sultán..Mascahuesos… Y se sorprende de que Versace, Dolce & Gabana o Carolina Jerrera, no saquen hijos en sus catálogos o desfiles. Ni que decir tiene que este tipo de madres nunca están cuando se necesitan, pues no oyen tus gritos, perdidos en el fondo del armario, junto a las botas de cuero y los pañuelos de seda.
  10. Y LA MADRE BUENA – Bueno, la madre buena, siempre era la de tu mejor amigo… que encima solía estarlo…

Pues eso, que ¡Maaadreeeee, no hay más que unaaaa!

Anuncios

Written by ariovisto

31 agosto 2010 a 10:57 pm

Publicado en 1. Reflexiones

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hola Ariovisto,
    Te escribo desde un aparato raro en el que no encuentro acentos y en el que no he sido capaz de identificarme como siempre. Antes de seguir escribiendo con este churri-teclado te envio este texto para comprobar si funciona.
    🙂

    Saporima

    1 septiembre 2010 at 1:02 am

  2. He vuelto a mi ordenador. ¡¡En el comentario anterior ha salido la mariposa sin identificarme!! Solo con nombre y dirección de correo. Vaya!! 🙂

    Me pregunto cómo habrás generado la lista de tipos de madres. ¿Has estado repasando mentalmente todas las madres que conoces? ¿Por qué precisamente 10? ¿Casualidad? ¿Has añadido algún tipo de madre para que el número fuese redondo?

    Yo quisiera ser “madre en la sombra”. “Madre buena” tampoco está mal, pero no encajo del todo. 🙂

    Pero… Espera… Ahora dudo… “La madre en la sombra lo hace tan bien que nadie la ha visto. No hay datos”. ¿Qué hace bien? ¿Ser madre o esconderse en la sombra? Esconderse en la sombra… ¡Qué contrariedad! Tampoco me gusta ese tipo. No sé… ¿”Madre amantísima”? Dentro de lo malo es lo menos malo, ¿no? ¡Pero yo no quiero perjudicar a mis hijas! ¿Madre amantísima sensata? Sería una subcategoría dentro de las madres amantísimas… 🙂

    ¡Mañana empiezo a trabajar! (hoy por la hora que es). ¡Socorro! 🙂
    Buenas noches!!!
    Dos besazos!!!

    saporima

    1 septiembre 2010 at 1:21 am

  3. Ser madre es un hecho biológico: tener hijos. En ese sentido, ni buenas ni malas (a nadie le dan premios por procrear, ¿no?).

    Pero también suele darse la interpretación de que “ser madre” es preocuparse por los hijos, por su educación, por su futuro, por su seguridad, por su manutención, etc. Incluso hay quien cree que para ser “madre” hay que llegar más allá y querer a los hijos.

    O sea que entre la “procreadora” y la “madre” hay mucho término medio, mucho bulto sospechoso. Pero bueno, nada especial: dentro del lote de hermanos, cuñadas, madre, padre, primos, etc. no se esperan grandes sorpresas. Demasiado “humanos” (cualquiera diría que lo bueno es ser inhumano)

    dicybug

    1 septiembre 2010 at 4:08 pm

  4. Hola Ariovisto,
    Mediterráneo – “Número 1 en Usa”
    Mola hacerse mayor y seguir teniendo un toque gamberro. Es un vídeo alegre. 🙂
    Dos besos!!!

    saporima

    1 septiembre 2010 at 5:17 pm

  5. Yo estoy en fase misántropa y suscribo todo lo dicho por Dicybug sobre las madres.

    Como se nota que se te han acabado las vacaciones. Ahora escribes más.

    variablex

    1 septiembre 2010 at 9:08 pm

  6. ¿Es ésta la ventanilla para pedir más vacaciones?

    Bueno, pues allá voy. Mire Ud, ya hace dos días que vuelto de las vacaciones y la verdad es que siento ansiedad y deasosiego. Estaba mejor antes, todo el día a la bartola. Me pregunto si sería posible volver a tener otras vacaciones. No tengo prisa, no hace falta que empiecen ya mismo, pueden empezar este lunes sin ningún problema (y me pido hoy y mañana como días de asuntos personales)

    Atentamente, dicy

    dicybug

    2 septiembre 2010 at 3:33 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: