ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Yira, yira


Se lo acabo de comentar al cascarrabias en su publicación de hoy… España, por enésima y aburrida vez, vuelve a estar separada traumáticamente en dos bandos: los que piensan que sobre el 11-M todo se sabe ya; y los que piensan que del 11 M sólo se sabe lo que desde un principio se quiso que se supiera. Curiosamente, y no pondría yo mi ojo derecho a suerte del porqué, coinciden con los mismos equipitos – camisola roja a la izquierda de sus pantallas y zamarra azul (oscura) a la derecha – que llevan disputando el mismo jodido partido desde el siglo XVIII… ¡Qué cansinos…! ¡De psiquiatra!

La aristocracia nobiliaria elegida por el pastueño hispánico y que sigue abrevando del dinero público con la moqueta aislándole los pies de la realidad, ya tiene puestos sus tentáculos juliovernescos en toda la sociedad, realidad, rincón, y no hay nada que se esconda a su lacra vírica, ni siquiera debajo de las tapaderas de los inodoros. La política lo enmierda todo. Tanto es así que hay quien es del Barça sencillamente porque ZP es del Barça, en dos versiones: a quien no le gusta el fútbol y se hace del Barça o del Madrid por el principio de acción/reacción ZPatética; o lo que es peor, quien siendo del Madrid se hace del Barça porque le han prometido un despacho, un ERE o vaya usted a saber qué mordida… Pues hasta ese extremo van ya los principios del ibérico cierrabares.

Como el pastueño hispánico no tiene punto de vista, o lo tiene atrofiado a golpe de hachazo machadiano de las dos Españas; como el escaso criterio de discernimiento lo tiene adiposado a las vísceras de su radical ideología; como es incapaz de ver más allá del odio que le tiene a su cerval rival, querer que yo me crea que realmente a alguien le importa verdaderamente saber qué pasó ese día, pues es un poco de raíz fantástica… tal vez al salir del armario de las crónicas de Narnja, entre leones que hablan, y señoras de nieve, se encuentre alguien con criterio, ecuanimidad, sentido de la justicia e independencia aséptica. En este lodazal de monipodio, me temo que no.

La verdad no existe en España. La verdad es política. La verdad está abarraganada por la ideología. No sólo pasa con el tema del 11-M. Con la crisis impresionante que está cayendo, una de las más fuertes y peligrosas de la historia de este país desde las hambrunas del siglo XVII, no me diréis que no es curioso observar al progre para quien no existe crisis alguna y ande defendiendo a ZParo, masticando sonriente como una capra hispanica brotes verdes mientras hace cola para recoger la prestación por desempleo o ¡la ayuda familiar…! pues ya estamos en la última mano de subvención; y por otro lado al retrógrado trasnochado rezando rosarios para que la crisis se engulla a España enterita, aunque sus empresas vayan por delante…

España es de chiste. La verdad anda secuestrada por la política. No tenemos criterio.

Urge entrar con hectolitros de zotal en las alturas políticas. El español no debería consentir – al igual que en Alemania cuesta caro abrir la boquita de lo “nazi”- o prohibir por ley que se siga jugando con el sentimiento de la propia impericia del norteafricano subpirenaico y se siga utilizando la ideología política para secuestrar la verdad. Derechas e izquierdas con el fantasma del odio perpetuo sirviendo para tapar vergüenzas, momificar el desarrollo de un país y hacer más torva la faz del español.

No es de extrañar que haya quienes estén encantadísimos con andar resucitando memorias históricas. Claro. Todo cuadra. El 11 M es el paradigma de que España es, ahora que está tan de moda, un “walking dead”. Si España hubiera superado ese cáncer ancestral guerracivilista no hubiera consentido jamás que se hubieran celebrado esas elecciones. Pero poco tardó en partirse por medio el melón, en reventar la sandía… o que alguien – siempre los mismos – hicieran rodar la sandía hasta el canto de la mesa…. Mientras haya memoria histórica, el pastueño hispánico no sabrá distinguir la historia del día a día… la del votito…

Fuma el de derechas, es sano el de izquierdas; pasa de 110 el facha, respeta los límites el moderno; conspira con el 11M el de derechas, se alía con las civilizaciones el progre; el franquista ve faisanes con dientes, el republicano jovial oye faisanes que cantan como ruiseñores; el señoritingo andalú ve ERES, FUERES, AFANARES y ROBARES, el hornalero, entiende que solo son cuatro cinco aprovechaos; la burguesía valenciana regala trajes; Tonet el llauraor de la albufera no entiende de hipódromos o poceros…

Y así hasta la extremaunción… Coñazo, pestiño, tornillo, hastío, bufff.. ¡me “inrita”!

Urge despolitizar esto. Un reset cartesiano. Tabula rasa. Black out… No sé… Ya está bien de que la verdad sea un balón de Nivea…

La única verdad es tener un escaño para mi electo culo.

Anuncios

Written by ariovisto

11 marzo 2011 a 8:44 am

Publicado en 1. Reflexiones

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. La culpa no es de las derechas y las izquierdas, sino de la estupidez humana. Y contra eso no se puede hacer nada. Gente como Rajoy y Zapatero no tendrían ningún futuro en un mundo sin estupidez, pero ahí los tienes, con el máximo poder y la mínima inteligencia. Y eso por no hablar de escrúpulos y ética. En fin, para echarse a temblar.

    dicybug

    11 marzo 2011 at 11:32 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: