ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Doperos y la pena de telediario

Resulta que esta mañana me he enterado que la atleta española – no sé por cuánto tiempo – Marta Domínguez es militante del Partido Popular. Bueno, a lo mejor era del dominio público y todo el mundo lo sabía ya. Yo no. Es cierto. Entre otras cosas porque, supongo, que cuando yo veo a un atleta dejándose la piel por los colores de mi país (no soy ni francés, ni inglés) lo último que me pregunto es a quién votará el tipo o la tipa ésta. Pero el caso es que Marta es del PP, y cuando lo han dicho no he podido evitar quedarme fijo en la pantalla y esbozar una sonrisa socarrona, sesgada y ladeada. Lo primero que se me ha venido a la cabeza ha sido pensar, “ahora lo entiendo, ¿serán cabrones?”, pero luego mi lado frío y políticamente atrofiado ha pensado que esos temas son muy difíciles de contrastar y demostrar (aunque yo ni soy policía, ni periodista, soy un jodido y libre bloguero opinante) y como no quiero profundizar con mi opinión, no sea que acabe en la misma carpeta que el faisán, mi homilía de hoy, lunes de Pascua, no va a ir en torno al curioso énfasis que policías, policías judiciales, fiscales y jueces ponen en su asunto según la divisa del morlaco al que sueltan a la plaza, sino al hecho curioso de que hasta las cuestiones del doping se politicen o en su defecto se utilicen contra las personas como podridos y corruptos boomerangs.

El doping entendido como ahora, está puesto al mismo nivel que cuando se acusaba de brujería en el siglo XVII español. Si te caía mal alguien, bastaba con soltarle un gallo negro en el huerto, tirarle una pedrada y esperar a que se cagara en alguna peana…. ¡a la hoguera! Y si es del PP, con meterle un par de bolsitas de plasma junto a los lenguados congelados, ¡hecho!

Hace poco a Alberto Contador lo acusaron de yonkarra jeringuillero al sacarle 0’0000001 de no sé qué sustancia, (desde este momento los ciclistas rezan para que un mosquito que haya picado en la teta de una vaca no les pique luego a ellos, a saber los niveles de “ubre” en sangre…) a no sé cuánto tiempo de acabar el Tour, cuando además, por esa cantidad no ganó el título del que se le quiere despojar y se le condenó a pena de telediario.

Como andamos entre cochinos seres humanos, no se puede consentir dejar al doping en manos de cualquier mataburras. Para condenar a alguien por dopaje se tiene que demostrar cuanto antes la vinculación causa efecto de la droga y el triunfo deportivo conseguido. No me vale que a los tres meses y haciendo una inspección “rutinaria” a alguien se le saque en su casa el “casco” de 20 litros de plasma gaseoso; ni condenar a nadie cuando la cantidad encontrada es a todas luces insignificante y, en cualquier caso, no se sigue la causalidad de conseguir el triunfo en función de la cantidad de droga encontrada: vamos, que en el hipotético caso de que Contador se metiera sustancias, con la cantidad que le sacaron no hubiera podido ni subir a su terraza, si no tuviera el par de motores que tiene… Si la mea, o la hace desaparecer, o la quema, o la camufla.. ¡o le pide la sangre prestada a su primo el del sofá y el bote de mahou..! ea… hay tanto listo suelto por este planeta que lo que tiene que hacer la inspección deportiva es estar al tanto EN EL MOMENTO del análisis, y demostrar que tal cantidad por cl. en sangre equivale a generar un esfuerzo extra de tanto, y, por tanto, se le despoja del mérito conseguido. Fuera de ahí, mala suerte…

De no hacerse así, primero que se tritura la presunción de inocencia, porque así todo atleta es susceptible de ser dopero; segundo, se evita que te llegue el poli listo que está dispuesto a hacerle una gracia al delegado deportivo correspondiente… “ha visto que listo soy, jefe, p’a que vea”, y tercero, evitamos convertir el antidoping en un simple malmeto de barrio, en cobrar envidias, rencillas, noteajuntos, venganzas tal vez muy sanas, pero muy poco deportivas o euretes volantes. Supongo que, como siempre que no cuadra algo con el sentido común, aquí habrá pasta, pero gansa, gansa y moverá más intereses que el mero de la salud.

¿Ven ustedes a Marta Domínguez necesitada, enfermiza, en crisis, con la salud en quiebra? ¿Necesitada de un sopicaldo con dos yemas? ¿O a Contador? ¿Está usted más sano que Contador? ¿Lo ven a falta de algún bocadillo ? ¿Consumido por el mono? Pues estos dos, amigos, son unos “doperos”, malos ejemplos y totalmente  merecedores de ser separados de la sociedad. Bufff.. No me cuadra, para nada: “Algo llevará el dinero cuando lo numeran”. Acabarán con su propia gallina de los huevos de oro. Ya nadie ve ciclismo, o muy pocos, y nos sonará a lejano y tostón el concepto de récord… de nada…

En cuanto a Marta Domínguez habrá que ver quién la restituye tras la pena de telediario, después de dejarla a los pies de los caballos, abandonarla toda la federación empezando por sus dirigentes más inmediatos y todo este circo mediático que le han montado, aunque lo tiene muy fácil… que se nacionalice belga, o indonesia, o inglesa… más apoyo, más pasta, más reconocimiento y menos zarandajas y mierdanga politica.

Aunque bueno, ahora que sé que es del PP lo mismo lleva muy a gala eso de ser española… Ea… es lo que hay. Es que eso de ser español es como el toro hernandiano…

Como el toro he nacido para el luto
y el dolor, como el toro estoy marcado
por un hierro infernal en el costado
y por varón en la ingle con un fruto.

Anuncios

Written by ariovisto

25 abril 2011 a 6:53 pm

Publicado en 1. Reflexiones

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Ahora que el PP es de centro no sé decirte muy bien qué significa “ser del PP”. Supongo que a esta señora le gusta que los dirigentes del PP vivan del dinerito público, que parece que es el único principio que la gente del PP tiene claro.

    Pero bueno, matices aparte, es una vegüenza lo que han hecho con esta señora, ensuciando su nombre antes de tener una sola prueba. Está claro quiénes son los delincuentes en este caso. Auténticos cazadores de brujas que primero queman y luego comprueban. Y si encima es del PP…

    dicybug

    26 abril 2011 at 8:41 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: