ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Cuando ya no nos queda ni el deporte…


Parece que si Ariovisto no habla del partido entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona como que se queda traspuesto con cara de anaquel… Así que nada… saquemos nuestro manual ético y demos un repaso a cómo el propio deporte – aunque que el fútbol sea un deporte tal vez no sea una verdad al final de esta publicación – se está convirtiendo en un fiel reflejo de la sociedad: sin valores, hipócrita, falsa y totalmente manipulada por factores que se nos escapan, que apenas si tienen que ver con el deporte – no me refiero, en absoluto, a esa pesadilla fingida de Mourinho de que la UEFA lo persigue para darle con el hisopo – y que, cuanto menos, necesitarían una Cuarta Revolución (no sé si industrial, social, sexual, asexual o moral) que regenerara este ambiente viciado de la sociedad, digamos, moderna, esclava de cien mil inutilidades….

Una de ellas el fútbol…. Básicamente el fútbol no sirve para nada. Levanta pasiones. Sí. Llena estadios. Sí. Mueve sentimientos. Correcto… pero ni genera, ni produce, ni ayuda a la economía global, ni nada por el estilo,(salvo a los que venden pipas en el estadio, y bufandas y banderitas en sus aledaños…) antes al contrario, descarna la herida existente entre las cantidades astronómicas en millones de euros y la gente escarbando en los contenedores de los Mercadona. Ni Pepe ni Alves saben que hay crisis.

El sueño del que se sienta ante la liturgia del “derby” es el súperpartido ese con un cuatro a cuatro soñado y quinto gol de tu equipo el último minuto de la prórroga. La pena es cuando las estrategias de los dos equipos se limitan la una a no dejar jugar y la otra a provocar. La liturgia entonces suena a homilía pastosa, ceñuda, cansina y totalmente aburrida. Y el fútbol trasciende de coñazo a discurso socio-político de tertuliano de barra y copa de 103… “que le pegó, que no le pegó, que no era roja, que sí era roja… – ¡facha! – ¡independentista! De circo.. sigh…

Los primeros que sufren que la sociedad llegue con los tentáculos cargados de ponzoña y heces mal olientes son los propios protagonistas directos de los espectáculos. Entrenadores y jugadores – como simples monigotes de macro-intereses-, inmersos ya en unos roles difusos, torcidos, opacos, no saben ya ni tienen muy claro a qué se sale a un campo de fútbol, no se sabe si lo hacen por marcar goles, porque hay un ojeador que les puede meter un buena millonada en la cuenta corriente o para hacer daño al rival, pero daño moral, social, personal… es decir… humillar a los que luego dicen que son amigos, – aunque los chavales eso de ver a dos “amigos” quitándose el polvo de la badana o fingiendo fracturas no lo terminan de asimilar muy bien, presos del autismo socio-escolar de la Logse y otras zarandajas… Lejos queda, al parecer, aquello de luchar por “unos colores”, por “el equipo del pueblo”, por ver al chiquillo del Fede jugando de extremo… Me temo que la parte “cariñosa” del fútbol ha sido desterrada por esta sociedad con tendencias esquizofrénicas, altamente irascible y un poco bastante desnortada, con pus sin drenaje en una España eternamente dividida.

Por eso, sólo igualable al espectáculo tedioso y engominado de un fútbol de bote, de cantimplora, de “táper” – la cantidad de millones de euros que suman las nóminas de los dos equipos para acabar en un “tú no vienes, yo no voy”, o en “yo te entro con saña y tú haces de princesa Sisí desmayante…”-; y la cara de vaca mirando al tren cuando te dicen los millones que han seguido “esto” en todo el mundo… sólo igualable a este espectáculo es el montado en la previa y en la posterior por los entrenadores: el niño malo, provocador nato, con la lengua dividida en dos serpentinas venenosas y el niño bueno que al final rompe convertido en hulk, verde y con el párpado hinchado…

Mi abuelo diría que si estuvieran todos estos trabajando en la mina se les quitaba la tontería rápido… Pero es que… es que… es que… Esto es lo que demanda la sociedad, esta especie de Gran Hermano con camisetas de colores, que luego extiende sus tentáculos a cafés, baretos, sobremesas, y cigarros proscritos en las puertas de los bares… nos aliena de un modo tan eficaz que los que lloraron con Pepe esposado (con carita de osito amoroso) o los que lloraron con Alves ante Pilatos (Ecce homo) – diciéndole al de la camilla, “para ya que mi equipo está con diez… capullo”- en ese glorioso momento de indignación existencial no pensaron en ZP y en su habilidad para que parezca que ya no es presidente de nada y que la culpa es del cha cha chá. (luego, coño, ¡el fútbol sí sirve…!)

No, la verdad es que no son ningún ejemplo para hijos o nietos o jóvenes, que no, que no.. de ninguna manera… salvo para constatar que han nacido en una selva con extrañas tendencias antropófagas. Sólo falta Antonio Machado haciendo el saque de honor de un derby al tiempo que recita aquello de…

“Españolito que vienes al mundo te guarde Dios,

uno de los dos equipos ha de helarte el corazón”

Vamos que el romano “panem et circenses” (pan y circo) sólo que sin pan, que ya se lo ha echado ZP a las palomas… y con un circo donde a los payasos se les empieza a ver el plumero.

Como yo no tengo en mi contrato 50 millones, de euros me permito el lujo de ser lo demagogo que quiera…. ¿pasa algo? ¿Te parto la espinilla o finjo que me has pegado un codazo?

Creo que me paso al snooker o, peor aún, al curling…

Anuncios

Written by ariovisto

29 abril 2011 a 9:22 am

Publicado en 1. Reflexiones

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Después de leerte me entran ganas de ir a la comisaría más cercana a entregarme… Vi el partido señor policía, ¡pero no todo!

    El fútbol no es tan malo como parece. Creo que simplemente muestra cómo es la sociedad, no la hace peor, pero la enseña. Por ejemplo el balonazo de Messi al público: nos demuestra que hay mucha gente que hay gente que prefiere tener a un jugador habilidoso en su equipo aunque sea un hijo de …. Y lo mismo con Pepe: si esa entrada la hubiese hecho Puyol muchos estarían diciendo lo contrario de lo que dicen ahora.

    dicybug

    29 abril 2011 at 10:04 am

  2. Queda arrestado…
    Tiene derecho a guardar silencio, todo lo que diga puede ser utilizado en su contra ante un Tribunal; tiene derecho a un abogado, si no puede pagarlo, el Estado le proporcionara uno de oficio.
    ¿Entiende usted los derechos que le acabo de leer?

    Pues, hala, junte las manos…

    ariovisto

    29 abril 2011 at 10:38 am

  3. Como todos sabemos Zapatero no se sentó al paso de la bandera de EEUU. Fue la bandera la que por órdenes de Bush y Aznar se sentó al paso de Zapatero.

    dicybug

    2 mayo 2011 at 9:43 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: