ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Vía muerta

     Posiblemente estemos asistiendo a un cambio de civilización. No lo veremos tal vez los de esta generación; tal vez vivamos inmersos en lo que será la página de un libro de Historia con un epígrafe donde en negrita aparezca la palabra “transición”… todavía no sé muy bien hacia dónde se ha de transicionar, sólo espero que hacia algo mejor que, de una manera rotunda, roture toda este enraizado artificial e insulso asentado en los pilares más enclenques que una sociedad podía pensar: el hedonismo y el consumismo.

     Estos dos tipos deben ser hermanos. El primero, el hedonismo, tampoco es que sea una panacea. Anda mohíno, comido de bubas y raquítico. El hedonismo se está convirtiendo en “comodismo”, habida cuenta de que el sexo acabará por ser algo tan secundario que apenas llamará la atención, (se acabará pareciendo a las funciones básicas de sus vecinos los intestinos a fuerza de intrascendentalizarlo,) y echar un polvo y tomarse un café será (e incluso valdrá) lo mismo y el resto de los placeres acabarán por aburrir, porque incluso la imaginación del ser humano si lo deshumanizas, la esquilmas. Deberá llegar un momento en el que no habrá nada por descubrir o nada que desear, y el placer queda relegado al comodismo. “Que lo hagan otros”. Un “comodismo” con unos poderes y una capacidad de aborregar y petrificar preocupantes. El cmodismo incluso te acomoda a no pensar.. porque es más cómodo no pensar.

     Del otro hermano, del consumismo, ¡qué decir! El hombre es un experto en inutilidades. Hemos relevado conceptos tales como la responsabilidad, el deber, la satisfacción de lo bien hecho, la honra, el agradecimiento, la fama… por billetes, por enseres inútiles, pcs, móviles, coches, casas… Acaparamos vacíos y necesidades ficticias. Como somos dinero, sin dejar de ser personas, ya nadie vale nada. Ambas cosas son inmiscibles: o se es persona o se es dinero. Es triste acabar convertido en un ser que pone su inteligencia tan sólo a un servicio, en un fin: tener para gastar. De este modo el respeto toma forma de euro, y las calles aspecto ligeramente selvático…en su fase embrionaria. Las generaciones que vienen detrás de la mía son más intransigentes. No lo soportarán, es más, no tienen por qué…

    El dinero es oro… al menos ese concepto tenía yo de las riquezas y los capitales… y si el dinero es oro, ¿dónde está? Porque al igual que pasa con la materia, el oro ni se crea ni se destruye, sólo cambia de manos. Luego el concepto de crisis es un invento maquiavélico de algo que en el fondo no existe. Es otro concepto vano y hueco que hemos puesto en lugar de la vergüenza, la sensación de ridículo, la mala conciencia y la temeridad del manirroto.

      No lo soportará. Nuestra civilización no soportará ese vacío. Recuerdo el adagio: “fíjate si era pobre que sólo tenía dinero”. ¿Qué tiene nuestra sociedad? Pronto, ni dinero… Y, ¿qué será esta sociedad, “mi” sociedad, sin dinero…? Nada. Nada. Esencia de vacío al humo del cero…

  El dinero sólo ha conseguido afilar egoísmos, desconfianzas, altanerismos, aventurerismos, amordazar la verdad, crear la política como la gran coartada del inepto… por eso creo que asistimos al final de una civilización y al inicio de otra donde tal vez el hombre aprenda… tal vez…

    Aunque en el fondo, ¿sabes qué te digo? Que me va a dar lo mismo.

  (Pd.- Voy enseguida a revisar cuidadosamente si el café llevaba algo lisérgico…)

Anuncios

Written by ariovisto

18 septiembre 2011 a 11:51 am

Publicado en 1. Reflexiones

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Ojalá nuestros hijos vivan en una sociedad mejor… o nuestros nietos… o los siguientes…
    Esto no puede seguir yendo de mal en peor. Algún día empezaremos a remontar. Eso espero!!
    Dos besos!!
    PD. lisérgico = “Se dice de un compuesto químico […] cuyos derivados sintéticos poseen propiedades alucinógenas”.
    Me encanta aprender palabras nuevas contigo. 🙂

    Buscando a Clara

    18 septiembre 2011 at 10:23 pm

  2. Una de las frases emblemáticas de Jurasic Park es aquella de “La vida se abre camino”.

    No tengo ninguna duda de que el hombre,pese al hombre, se sobrevivirá: tal vez sea su mejor antídoto.

    Un beso, Beacé.

    🙂

    ariovisto

    19 septiembre 2011 at 8:42 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: