ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Activos éticos tóxicos

   El siglo XXI ha traído muchas cosas buenas, como el… como el… ¡como el google! eso.. por ejemplo….

   Por el contrario, la evolución del hombre ha sido curiosa en cuanto a sus referentes sociales. Es posible que por nuestras venas corran demasiados bytes y pocos glóbulos, y nuestros tejidos ya se estén adaptando al medio de la pasta de celulosa a una velocidad demasiado grande.

   La sociedad de la información – que admite tranquilamente su antónimo sin ningún esfuerzo, “la sociedad de la “desinformación” – está dando unos síntomas preocupantes que se encaminan a un reset forzoso – Dios quiera que no sea un “reset” del tipo lanzar la unidad central por la ventana del despacho… La enfermedad del sabelotodismo, la inmediatez del dato, la pandemia de abdominal caído y masa cerebral deshidratada, y esa curiosa gilipollez de moda de que todo el mundo puede opinar aunque no tenga ni zorra, está dando un cambio evolutivo en nuestra especie que tiene como primer síntoma las propias relaciones sociopolíticas.

   Si digo que la política es un chiste, conforme está el patio, la gente se apresurará a asentir con cierto tono de aburrimiento y tedio. Pero tal vez lo hará porque si digo que la política es un chiste, inconscientemente la gente piensa en “el político es un payaso”. Y no me refiero a eso, me refiero exactamente a que los sistemas políticos son un chiste. Están evolucionando al mismo ritmo que los tiempos, que los chats, que las redes sociales, que los twiters… La política ya no tiene otra razón de ser que la venta de sí misma. El objetivo del político y de la política no es otro que perpetuar su especie, como hacen las cucarachas – y los colibrís y los lirios, claro -.

   No de otro modo se podría explicar que en Grecia el Pasok (Πανελλήνιο Σοσιαλιστικό Κίνημα Panellínio Sosialistikó Kínima (Movimiento Socialista Panhelénico) haya estado gobernando “siglos” en esta querida península origen de todo lo bueno, santo e inteligible de nuestra sociedad occidental, y haya llevado a su país a la ruina exacerbada, obscena y caníbal con sus propios conciudadanos, y no lo voten (2004) porque “llevaba demasiado tiempo” (desde 1981) y lo vuelvan a votar (2009) para que termine de hundir al país y sumirlo en los sótanos del Hades, allá donde no llega ni la luz de Sarkozy, ni el aliento valkírico de la Merkel.

   Hasta le fecha nadie me ha asegurado que sea cierto que en Grecia ya no existen socialistas, antes al contrario…

   En la otra casi isla – “paene” – “insula”-, la que linda con el Atlántico, las elecciones auguran una derrota estrepitosa a los socialistas – que la tienen que ver estos ojitos que se han de comer cruditos la tierra, (capaces son de contratar al Circ du Soleil para montar alguna marimorena) -, pero aun con todo y con eso, con el fracaso merecido y estrepitoso, millones de españoles seguirán votando una opción política inefable, nefanda, “horribilis”, nociva, dañina, perniciosa. ¿Por qué? En ambas analogías greco-hispánicas ¿dónde está la lógica? Seres racionales votando opciones políticas que no sirven para nada, y no sólo la votan, sino que están dispuestos a partirse el pecho y a morder gritando en cualquier barra de cualquier bar de España por los mismos que lo llevaron al paro. No le veo la lógica.

   Esta sencilla premisa me lleva al convencimiento del principio de mi argumentario. Deben escaparse algunos vectores sociopolíticos que no acertamos a calibrar. La política ya no es política. La propia política ya no es sino mercancía, estocaje y out-lets amontonados en contenedores a la salidas de las grandes urbes. Se vende un audi, un perfume, una compresa y una opción política con los mismos parámetros. “Hay que saberse vender! No importa lo que seas, lo importante es saberte vender…” ¡Como hacen los chinos en sus todo a cien…! Productos para salir del paso, baratos pero efímeros. El político no difiere mucho de aquel vendedor de los 60 que iba puerta por puerta vendiendo aspiradores, sólo que nuestro mercachifle de traje chaqueta viene respaldado por millones recogidos de sus propios clientes y una aparataje vocinglero y publicista que ya hubiese querido el tipo anodino del aspirador X-360 con doble aspiración y mango ergonómico. Vamos que se vota no al que te va a solucionar las cosas, sino al más espabilaete, vamos, al más listillo.

   Entiendo que la gente siga desconfiando del patrono, del jefe capullo que asola nuestras pymes… pero si la opción es el socialismo… que se lo cuenten a los griegos y a sus bálsamos socialistas de Fierabrás. A poco que tiremos de objetividad, debemos sentirnos mucho más engañados por la izquierda que por la derecha (Pizarro&Solbes21/02/2008) ¡Ah, objetividad! ¡¿Qué has dicho?!

   A la burbuja de los activos tóxicos bancarios, le sigue una terrible burbuja de activos tóxicos éticos que explotará, porque el ciudadano o bien es engañado por el depredador de la venta, o bien ya le ha dado la espalda a la opción de la lógica y vota recuerdos o rencores… Sólo bajo esta premisa se entiende que ciertas tendencias políticas pervivan, supervivan y regresen o nunca se vayan. Lo verdaderamente útil sería que a estos señores no los votase nadie, lo cual les llevaría a un replanteamiento de estrategias y posturas de partido que se necesitan como agua de mayo. (Aplicable al PP, pero como el PP nunca hace nada porque está medio agilipollao…)

   Urge – y si no, urgirá – una renovación da valores éticos de un modo perentorio. Estamos como en la Generación del 98, suspirando por que alguien venga a arreglarnos esto… Inopes de regeneración, hambrientos de intelectualidad y vejados por la nadería, lo vacío y lo efímero. Nos va a pasar con la moral, la ética y los valores lo mismo que con la pasta… estamos viviendo de burbujas rellenas de añejo aire intestinal. El problema es el curioso modo que siempre ha tenido el ser humano de solucionar los estallidos de burbujas morales apestosas…

   Antes, la lógica te llevaba a arrumbar lo inservible y ahora, por lo visto, se recicla todo, hasta el socialismo, al que van y lo votan.

Anuncios

Written by ariovisto

4 noviembre 2011 a 9:24 am

Publicado en 1. Reflexiones

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Ésta es la presentación sobre la compañía que aparece en la página web de “Circ du Soleil”:

    “Cirque du Soleil es una empresa de Quebec reconocida en el mundo entero por la alta calidad de sus producciones artísticas. Desde su creación en 1984, Cirque du Soleil ha buscado constantemente seducir a la imaginación, estimular los sentidos y apelar a las emociones de espectadores de todo el mundo.

    En 1984, había 73 personas trabajando para Cirque du Soleil. Hoy, la empresa cuenta con unos 5.000 empleados en todo el mundo, entre los que se incluyen cerca de 1.300 artistas.
    Sólo en la sede internacional de Montreal trabajan 2.000 empleados.
    En Cirque du Soleil se pueden encontrar más de 100 puestos de trabajo diferentes.
    Entre los empleados hay más de 50 nacionalidades diferentes y se hablan 25 idiomas distintos.
    Más de 100 millones de espectadores han asistido a espectáculos de Cirque du Soleil desde 1984.
    Cerca de 15 millones de personas vieron un espectáculo de Cirque du Soleil en 2011.
    Desde 1992, Cirque du Soleil no ha recibido ningún tipo de subvención pública ni privada.”

    Y tienen varios espectáculos permanentes y varios espectáculos en gira!!!
    Yo tenía la esperanza de que fuesen cuatro gatos y que en este momento estuviesen en la otra punta del mundo, pero siendo tantos todo se complica!!

    Yo tampoco me fío. Hasta que no lo vea, no me lo creeré.

    Dos besos!!!

    Buscando a Clara

    6 noviembre 2011 at 12:05 am

  2. Y si le hacen falta payasos…. hay por ahí unos cuantos mitineros jubilaos…derroche de modernidad y progresía…(podridillos de dinero..)

    Dos besos

    ariovisto

    6 noviembre 2011 at 11:52 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: