ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Desahucio ético

Cuadro - Chema "Hipopoteca"

“Hipopoteca” – Gentileza de Chema

       A mi me preocuparía más el desahucio moral, el desahucio de valores, el desahucio humano, el desahucio educativo y quizá el más grave y que ya estamos desenmascarando: el desahucio político. 

     Andamos parajodiando con que si los Bancos son unos usureros, que si el Banco nacionalizado debe hacerse cargo de las hipotecas, de que esta sociedad es una malvada que no se apiada de los pobres que no pueden con las hipotecas…

     Sí, sí… algunos casos la verdad es que son verdaderamente sangrantes y que a nadie que le pase… (casos habrá para estudiar) pero… la usura tiene muchos siglos, lo de que un banco te “preste” se inventó allá por los albores de la burguesía – El Mercader de Venecia – W. Shakespeare – y que yo recuerde los bancos no se fundan en ninguna “regula” monacal, ni aspiran al premio Nobel de la paz o el Asturias de la concordia tipo madre Teresa…

     ¿Jaleamos al temerario? ¿ninguneamos al prudente? ¿Aquellos que se tuvieron que conformar con un piso de 75-80 m2 porque decidieron ser prudentes y están pagando piedrecita a piedrecita sus mensualidades quitándose de otras cosas como ir fashion, cenitas de viernes, o viajecitos o escapaditas “puentunas”, porque la naturaleza, o un mal dios, los ha hecho así de imbéciles? ¿Esos que? Esos que sigan pagando, que mire usted lo bien y lo sabiamente que se administran…

     Que yo sepa., y este galo anda con poquitas tardes en lecciones de economía, aunque más que Zetaspé I El Destructor, que yo sepa, inquiría, toda la mandanga y el fandango de burbuja cancerígena que ha dado al traste con esta potencia europea, se ha basado precisamente en el desmán, en jalear al temerario, en cubrir con fuego cruzado al imprudente que se ha empeñado en más de lo que podía, gracias a la nefasta didáctica de los poderes públicos que, subidos al carro del cachondeo estadista e histórico, siguen adorando al becerro de oro de la imprudencia, el poco esfuerzo, la escasa responsabilidad, el todo vale, el tira p’alante que ya veremos…

     Entonces, parece ser que se está insinuando que o bien los bancos se queden sin un dinero que, en un principio es suyo – en esta diabólica pescadilla que se muerde la cola de forma que al final quienes perdemos siempre seremos los mismos – o que sencillamente el Estado se haga cargo de esos desahucios. ¿Corremos con los gastos del hijo tonto? ¿No tenemos bastante con el irresponsable kazastaní (o catalaní) que ya chupa del bote por la cara? ¿Ahora también vamos a pagar las irresponsabilidades de los manirrotos que han cantado póker llevando una pareja de doses? ¿Cuánta gente saldrá a los balcones a gritar a los cielos que le liberen de tan ominosa carga hipotecaria? ¡¡Todos!! Pues claro, tontos serían.

     Irresponsables unos, irresponsables otros, y responsables todos, el caso es que la vaca, cada vez más flaca.

     Aquí Salomón disfrutaría como un enano. En caso de impago, el banco se queda con el piso y que se lo coma con papas por irresponsable (y por incompetente al darle un crédito a un pelele); el inquilino que se vaya a la calle- sin carga hipotecaria -, a casa de un familiar o a un comedor social, a la única empresa que aumenta su número de afiliados, Cáritas, o… ¡a hacer el camino de Santiago! por irresponsable…

     ¡¡Y ni un euro a ninguno!!

     Así ha sido de toda la vida, oye. Y ya… ya sé que soy muy cruel y muy poco solidario, pero es que este blog Regeneracionista padece de Colon Irritado cada vez que le vomitan la falacia de lo “políticamente correcto”. Anda que no ha hecho daño este aforismo ponzoñoso.

     Sólo el prudente, sólo el cumplidor, solo el responsable será capaz de sacarnos de esta miasma.

     Los siniestros siguen sin encontrar la piedra filosofal… Y es que, ¡ea! todos no podemos ser ricos… y, menos, si hay gente que pretende largarse sin pagar.

     Me cago en lo políticamente correcto y me sobra mierda.

Anuncios

Written by ariovisto

7 noviembre 2012 a 2:26 pm

Publicado en 1. Reflexiones

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estoy de acuerdo.
    Las consecuencias de imprudencias y temeridades deben ser pagadas por quienes las cometen.
    Los demás no tenemos la culpa!!
    Dos besos!!!

    Buscando a Clara

    7 noviembre 2012 at 10:20 pm

  2. No, mujer, no, pobrecillos…la culpa la tienen los bancos que son unos malandrines manipuladores vendedores de sueños…

    Claro, la culpa es de los bancos, y de la avaricia, y de la falta de valores y de la falta de madurez socio-ciudadana, y de la ética del mínimo esfuerzo,y de la falta de decencia, y de la falta de preparación, y de la dejadez de los gobernantes y de la…. madre que parió al santo las balsas…

    ¿y los que han hecho dinero con el ladrillo?.¿Dónde están los que flotan en la burbuja?

    Arruinarse es igual de justo que enriquecerse… hipócritas..

    C’est la vie, mon ami…

    Dos besos “hauciados”

    ariovisto

    7 noviembre 2012 at 10:34 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: