ARIOVISTO

Blog que aboga por un urgente Regeneracionismo Intelectual

Degeneración – Regeneración

   

      Dicen que es en las situaciones extremas cuando verdaderamente se demuestra la estirpe, la sangre, la fuerza, el aguante, la calidad y la verdadera “madera” (en su etimológico origen de “materia”) de todo bicho viviente.

    España ha estado viviendo en un cansino baño María, en una especie de sueño letárgico, una suerte de “belle epoque” en la que como único resumen se podría concluir que el sinvergüenza luce como no lo hace desde la corte de Nerón.

     Y es en estos momentos de zozobra, de crisis – inducida o no – donde ha quedado demostrado que la famosa Constitución Española de 1978, paradigma, culmen y modelo de modelos para todo el mundo civilizado, es un vulgar folleto de ofertas de supermercado.

     No hay aspecto que esta Carta “Mínima” aborde, donde ahora, con las ratas saltando del barco, no haga aguas. Se trató de un intento buenista  y madreteresiano, pacto de pastores acojonados, de dar cauce a un pueblo como el español donde el que no es ignorante es sinvergüenza, pariendo un mazacote de alambique legislativo que apenas sirve para calzar mesas.

    Es un fiasco, un quiero y no puedo, un brindis al sol, unas salvas al rey, que ahora lastra los tobillos de quien tiene el agua al cuello y boquea de puntillas en busca de líderes, de nortes, de soluciones, de nuevos horizontes.

     Este folleto del Carrefour, no da solución a problemas económicos, ha creado una casta política viciada, sesgada y parásita, un sistema judicial articulado y prescindible, un cuerpo autonómico insolidario y vampirizado, una sociedad pastueña y borrega, donde no pasa nada, no ya por sus cabezas, sino, pero aún, por sus corazone; un clima ideologizado, politizado hasta la náusea, donde todo se ve azul o rojo, sin dar cabida al verde – esperanza -; unos medios de comunicación – periódicos, radios y televisiones perdidos en lanzarse arroz con canutos de bic -que para sí los quisieran Gaby, Fofó y Miliki; unos sindicatos que asemejan un carromato de cómicos del siglo XVIII; un sistema bipartito de dos quemamantas irresponsables que son incapaces de ponerse de acuerdo debido a su tendencia al cuanto peor mejor;  una educación en manos de yihadistas del zanganeo y el tocateloshuevos que son los pedagogos, una suerte de virus mutación del ébola, que no tienen ni papa de lo que es enseñar; un sistema electoral para gilipollas donde no gana quien más votos tiene; una banca del tiempo de Mateo Leví, con menos entrañas que un ocelote disecado; un manga por hombro legislativo que da ganas de tirarse rulando Aneto abajo –pero vertiente francesa –  (ley del menor, terroristas, violadores, asesinos de niños, ladrones… – no hay resolución judicial que no levante indignación ni madresmías…)

     Y tal vez un largo etcétera…

     Este barquito de papel ha funcionado mientras íbamos río abajo… ahora que vamos río arriba nos damos cuenta de que el barquito no tiene motor… ni remos…¡ni gobernalle! por muy bien que su carena se luciera río abajo…

     Lo que no puede ser es que la Constitución sea como un puto refranero y para un “A quien madruga Dios le ayuda”, siempre haya un “No por mucho madrugar amanece más temprano”.

     Regeneración, regeneración, regeneración… hay que volver al espíritu del 98. España sobrevive con un tumor de burricie insoportable. Hay que extirpar y dejar correr savia nueva…

     Aunque, ¿de dónde sacamos Padres de la Constitución, cuando esto es un patio de párvulos sorbiéndose los mocos?

     España, España, de nuevo te toca correr para salvarte… ante de que venga a salvarte.. ya sabes… otro iluminado.

Generación del 98

Generación del 98

Anuncios

Written by ariovisto

13 noviembre 2012 a 2:58 pm

Publicado en 1. Reflexiones

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me temo que ni España, ni el ser humano en general, tienen arreglo.
    Dos besos!!!

    Buscando a Clara

    13 noviembre 2012 at 11:52 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: